Lo más visto

Caos en La Hachadura por sistema de aduana

El sistema de las aduanas reporta inconvenientes desde hace tres días y mantiene congestionadas las fronteras.
Enlace copiado
Atasco.  Vista panorámica donde se observa la congestión vehicular en la frontera La Hachadura.

Atasco. Vista panorámica donde se observa la congestión vehicular en la frontera La Hachadura.

Atasco. Así lucía ayer el puente Arce, ubicado sobre el río Paz, en la frontera La Hachadura entre El Salvador y Guatemala.

Atasco. Así lucía ayer el puente Arce, ubicado sobre el río Paz, en la frontera La Hachadura entre El Salvador y Guatemala.

Caos en La Hachadura por sistema de aduana

Caos en La Hachadura por sistema de aduana

Enlace copiado
Las fallas en el sistema de las aduanas salvadoreñas generó durante tres días atascos en los puntos fronterizos que conectan al país con Guatemala y Honduras. Ayer, en La Hachadura, Ahuachapán, una fila de aproximadamente 12 kilómetros de furgones esperaban su turno para poder realizar los trámites aduanales y así poder pasar con sus mercaderías.

Los transportistas de carga aseveran que desde la implementación del nuevo sistema de inspección, en 2014, han ocurrido varios inconvenientes al momento de realizar trámites.

La situación se complica, según los conductores, debido al poco personal que labora en las aduanas y que es insuficiente para suplir la demanda.

El puente Arce, ubicado sobre el río Paz, del lado de Guatemala, soportaba los contenedores que esperaban su turno para obtener el aval para poder transitar por El Salvador.

Similar panorama se vivía en la frontera El Amatillo, ubicada en el departamento de La Unión, y que conecta al país con Honduras según reportaron los lectores de LA PRENSA GRÁFICA.

La administración de la aduana La Hachadura se limitó a decir ayer que todo el personal estaba trabajando para agilizar el paso de los furgones.

La Dirección General de Aduanas, dependencia del Ministerio de Hacienda, notificó el sábado por la tarde que suspendería durante cuatro horas el servicio en las aduanas salvadoreñas, para reparar los problemas generados en el sistema.

“Dicha suspensión es para restablecer de manera correcta los sistemas de acuerdo a los proveedores. Se recomienda utilizar la contingencia para evitar inconvenientes”, fue escrito en la cuenta de Twitter de la Dirección Aduanal, sin brindar mayores detalles sobre el caos que la medida generó en las fronteras.

Para poder solventar los inconvenientes generados por los fallos en el sistema, Aduanas afirmó que revisaron únicamente documentos de importaciones y exportaciones en los transportes que salían y entraban por las fronteras. Además, el uso del equipo de rayos X sería únicamente usado en casos que fueran sospechosos.

Los transportistas que ayer esperaban su turno para poder pasar con su mercadería aseveran que el atasco en las fronteras les genera costos extra de hospedaje y alimentación.

“Siempre es lo mismo, porque aquí (señala el parqueo de la frontera) ni siquiera espacio hay para estacionarse y esperar. Esto es un desorden”, dijo Gerardo Castro, quien transporta tarimas de plástico desde Guatemala.

En enero, Aduanas aumentó el costo de las inspecciones de rayos X que realiza a los cargamentos de exportaciones e importaciones.

Ese sistema, que entró en vigor en 2014, comenzó cobrando $18 por el escaneo de cada contenedor.

Desde este año, el gobierno salvadoreño cobra $18 por cada paquete o declaración de mercancía.

Las micro y medianas empresas son las más afectadas.

Contradicción

Como medida de contingencia por el fallo en el sistema, Aduanas solicitó a los empresarios que complementaran la información de sus mercaderías en formato físico, es decir, en papel.

Esta sugerencia contradice la política del Ministerio de Hacienda, que en su afán de modernizar el sistema promueve que los usuarios realicen sus trámites vía internet a través de su portal.

“Se han realizado coordinaciones con la PNC para que colabore con la orientación del tráfico en las zonas fronterizas y se recomienda a los usuarios llevar la información de sus trámites en aduana en formato físico, es decir, en papel, con el objetivo de agilizar las gestiones”, consignó el comunicado de la Dirección General de Aduanas.

Diversos sectores han señalado que los problemas en las aduanas afectan al comercio.

La Encuesta de Competitividad Empresarial 2014 señaló que el promedio de tiempo que un producto o mercadería pasa retenido en las aduanas salvadoreñas, cuando llega desde otro país, es de más de cuatro días. Los ministerios de Hacienda y de Medio Ambiente y la Dirección de Aduanas son las instituciones estatales que más trabas ponen a las empresas para que puedan funcionar.

En reiteradas ocasiones, los empresarios han solicitado al Gobierno que reduzca la burocracia en las instituciones que emiten los permisos para que las compañías inicien o extiendan operaciones.

Los atrasos aduanales, a juicio de las gremiales empresariales, le restan competitividad a El Salvador, pues inversionistas prefieren hacer negocios en otros países donde les brindan facilidades en las gestiones aduanales.

Lee también

Comentarios