Caos por trabajos y cambios de vía

En la 14.ª calle de la ciudad no se dio aviso de que se cambiaría el sentido vehicular.
Enlace copiado
Sorpresivo. Para muchos migueleños, el cambio de sentido fue sorpresivo, aunque anunciado el mes pasado.

Sorpresivo. Para muchos migueleños, el cambio de sentido fue sorpresivo, aunque anunciado el mes pasado.

Enlace copiado
Los residentes de la ciudad de San Miguel amanecieron ayer con la noticia de que el Viceministerio de Transporte (VMT) comenzó a implementar el cambio en la circulación de la 14.ª calle poniente, una de las vías más transitadas, y se toparon además con la sorpresa del cierre total de un tramo de la avenida Roosevelt, lo que provocó caos vial e incomodidad entre los automovilistas que transitaron por estas importantes calles.

El mayor problema ocurrió en el tramo de la avenida Roosevelt comprendido entre la calle Chaparrastique y la 3.ª calle poniente, pues desde temprano el paso vehicular fue cerrado por completo. El bloqueo obligó a los conductores a circular por calles de la colonia Ciudad Jardín, que no están diseñadas para soportar la cantidad de carros desviados.

“Lo que ocurrió es que se reventó una tubería y se ha cerrado para reparar. Por eso se han puesto gestores para que orienten a los automovilistas. Se espera terminar cuanto antes”, dijo un empleado de la empresa que realiza los trabajos de readecuación de la Roosevelt.

Mientras que la 14.ª calle poniente ahora tiene circulación de poniente a oriente. Y aunque esta modificación estaba incluida en el plan de ordenamiento vial que se anunció el año pasado, quienes viven en los sectores por donde atraviesa aseguran que la noticia los tomó por sorpresa.

“La calle la vinieron a pintar desde el miércoles de la semana pasada, pero fue hasta el domingo por la tarde que hicieron efectivo el cambio de sentido. Lo malo es que nadie avisó y hay automovilistas que han estado a punto de chocar porque quieren hacer el recorrido que ya no está permitido”, explicó José Gustavo Canales, quien tiene una venta de agua de coco en la esquina de un templo católico ubicado frente a la calle. El migueleño consideró que el VMT debió avisar con antelación o, en todo caso, colocar gestores de tráfico.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter