Capacitan a caficultores de la cordillera del Bálsamo

Recalcan que el combate de roya con aplicaciones debe hacerse durante floración.
Enlace copiado
Grano de oro.  A pesar del fuerte impacto de la roya en los cafetos, ciertas medidas contribuyen a disminuir las pérdidas. Atender recomendaciones técnicas es importante.

Grano de oro. A pesar del fuerte impacto de la roya en los cafetos, ciertas medidas contribuyen a disminuir las pérdidas. Atender recomendaciones técnicas es importante.

Capacitan a caficultores de la cordillera del Bálsamo

Capacitan a caficultores de la cordillera del Bálsamo

Capacitan a caficultores de la cordillera del Bálsamo

Capacitan a caficultores de la cordillera del Bálsamo

Enlace copiado
Más de 150 caficultores de la cordillera del Bálsamo, en La Libertad, recibieron capacitación en las instalaciones del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal (CENTA) para mejorar la productividad de los cafetales y controlar la roya del cafeto.

Julio César Grande, técnico investigador de la división CENTA-Café, afirmó que con la capacitación se espera que el caficultor conozca los aspectos biológicos del hongo y el comportamiento de la enfermedad; además, hizo énfasis en el manejo integrado de la roya del cafeto.

En tal sentido, el especialista explicó a los participantes sobre el ciclo de la roya las condiciones necesarias para el aparecimiento de la enfermedad, los elementos climáticos que influyen en el proceso de germinación y el desarrollo del hongo dentro de las hojas, como la precipitación, temperatura, humedad relativa y oscuridad.

Añadió Grande que conocer los procesos de diseminación e infección del hongo permitirá obtener elementos básicos y esenciales en el manejo de la enfermedad.

También insistió en monitorizar la dinámica y el comportamiento de la roya, así como en hacer el muestreo y monitoreo constante en las fincas de café.

Agregó que “las investigaciones hechas por la división CENTA-Café son referente a la biología, epidemiología y al control químico de la enfermedad donde se ha determinado que el parámetro fundamental para iniciar las aplicaciones es la floración, debido a que la hoja de café se vuelve más receptiva al hongo de la roya en la fase del desarrollo del fruto”.

El especialista recomendó, en la capacitación, realizar un programa de tres aplicaciones de fungicida sistémico: la primera a partir de los 35 días después de la floración principal, la segunda 40 días después de la primera y la última 40 días después de la segunda, teniendo el cuidado de efectuar la última 30 días antes de la recolección.

De acuerdo con la división CENTA-Café, en la cordillera Bálsamo-Quezaltepec se encuentran un total de 6,543 caficultores y 50,849 manzanas cultivadas, las cuales representan el 28 % del área con café a escala nacional.

Estas capacitaciones son parte de una estrategia para actualizar los conocimientos de caficultores y personal de extensión del CENTA.

Los lugares atendidos por el personal técnico de la división CENTA-Café se concentran en seis cordilleras del país: Bálsamo-Quezaltepec, Alotepec-Metapán, Apaneca-Ilamatepec, Tecapa-Chinameca, Cacahuatique y Chichontepec.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter