Lo más visto

Capacitan sobre casos autóctonos de malaria

En el departamento de La Unión, Salud cuenta con 470 personas voluntarias que trabajan en las comunidades.
Enlace copiado
Enlace copiado
El Salvador está en la fase de reducción acelerada o preeliminación de la malaria o paludismo, para lograr en 2020 ser declarado por la Organización Panamericana para la Salud (OPS) libre de malaria. En ese marco, el Ministerio de Salud está realizando una reorientación al programa de malaria, en cuanto a la eliminación de casos autóctonos; es decir, que se dan por picadas del vector propio del país. Porque de acuerdo con los epidemiólogos, podría ser que alguna persona sale del territorio y adquiere la enfermedad en otra nación.

Para ello, el Sistema Básico de Salud (SIBASI) de La Unión ha comenzado a capacitar a 470 personas que trabajan como voluntarias en las comunidades del departamento, en la detección de casos y actividades de prevención.

“Lo que queremos es que haya una vigilancia activa de la enfermedad. Los colaboradores, como están en la comunidad, deben saber cómo llenar formulario del paciente, cómo tomar la prueba y darle información a los habitantes”, dijo Rómulo Rivas, supervisor de Control de Vectores del SIBASI.

La capacitación también está enfocada a que los colaboradores tengan la orientación sobre cómo informar, educar y comunicar a la comunidad acerca de la malaria. Además, para que hagan la búsqueda intencionada y la toma de la gota gruesa, que es la prueba que descarta o confirma casos.

En el departamento de La Unión el último caso de malaria o paludismo fue detectado en 2014, en el caserío El Caribal del cantón Loma Larga, en la cabecera, una zona a la que Salud le puso mucha atención.

“Las costas son zonas catalogadas de alto riesgo, porque el vector (zancudo) tiene la facilidad para desarrollarse y por eso las acciones se enfocan hacia esos sectores”, explicó Sergio Zelayandía, epidemiólogo del SIBASI.

Actualmente el sistema de La Unión cuenta con 15 laboratorios para descartar la existencia de malaria. Todas las semanas se realizan los análisis y los resultados se obtienen entre 24 y 48 horas.

“Tengo 26 años de ser voluntaria y tenemos un botiquín en la casa, donde llegan los pacientes que se sienten con los síntomas de malaria y les tomamos la prueba. Cada semana estamos siendo visitado por el inspector para ver si tenemos pruebas y llevarlas al laboratorios”, señaló Olga Barrientos, voluntaria en el cantón La Leona, del municipio de Intipucá.

Tags:

  • la unión
  • voluntarios
  • malaria
  • capacitación

Lee también

Comentarios