Capturan a furgonero prófugo desde Operación Jaque

Traía cocaína, desde Costa Rica, para entregarla a líderes de MS-13. Entre esos el alias “Barney”.
Enlace copiado
Capturan a furgonero prófugo desde Operación Jaque

Capturan a furgonero prófugo desde Operación Jaque

Enlace copiado

Carlos Moisés Arce Amaya era uno de los principales abastecedores de cocaína para la Mara Salvatrucha (MS-13), según la investigación denominada Operación Jaque, con la que las autoridades buscaban neutralizar las finanzas de esa pandilla en julio del año pasado. Arce Amaya era de los hombres a quien la Policía Nacional Civil (PNC) no logró capturar en la redada realizada el año pasado, pero que finalmente lo detuvo este lunes en Ciudad Versailles de San Juan Opico, en La Libertad.

La Policía informó que Arce Amaya fue detenido mientras manejaba un pick up, de su propiedad, en el que los agentes de la División Antinarcóticos encontraron rastros de cocaína y heroína. También encontraron que, aunque es salvadoreño de nacimiento, tenía un documento que lo identificaba como ciudadano guatemalteco, donde supuestamente había huido después de la redada de Operación Jaque.

Las investigaciones revelan que Arce Amaya trabajaba manejando furgones en los que transportaba mercadería desde Costa Rica hasta El Salvador. Entre la mercadería escondía la cocaína, para luego entregarla a cabecillas de la MS-13. Uno de esos cabecillas era Moris Alexánder Bercián Machón, alias “Barney”.

Arce Amaya comenzó transportando cocaína desde Costa Rica hacia El Salvador antes del 2012, según la Policía. Lo hizo con otros tres furgoneros más, entre los que está José Guadalupe Vides Vides, a quien las autoridades capturaron en la redada de 2016 y a quien le atribuyen dirigir al grupo de furgoneros.

Relación con “Barney”

El furgonero Arce Amaya privó de libertad a una adolescente de 16 años en 2012 y luego la violó en un taller de Nahuilingo, Sonsonate, donde los pandilleros envolvían en plástico el dinero que los furgoneros llevaban para comprar la droga en Costa Rica, según la investigación.

Para evitar que la adolescente denunciara las operaciones que los furgoneros y pandilleros hacían en el taller, le disparó con una escopeta. Pero la adolescente no murió y huyó del lugar.

“Barney” se enteró de lo ocurrido y buscó, con tres pandilleros más, a la adolescente para asesinarla y así callarla por si decía algo sobre las transacciones que la pandilla realizaba en el taller.

“Barney” es otro de los cabecillas de la MS-13, específicamente de la clica San Cocos, que sigue prófugo.

Lee también

Comentarios

Newsletter