Lo más visto

Más de El Salvador

Capturan a policías y militares por pertenecer a grupo de exterminio

La Fiscalía acusa a un grupo de policías y militares de asociarse con particulares para cometer sicariato en el departamento de La Paz, a cambio de dinero. Entre los detenidos figura un jefe policial de Zacatecoluca.

Enlace copiado
Investigados.  La PNC presentó ayer a algunos de los sospechosos de pertenecer a un grupo de sicariato que operaba en el departamento de La Paz. Entre los imputados hay ocho policías y tres militares.

Investigados. La PNC presentó ayer a algunos de los sospechosos de pertenecer a un grupo de sicariato que operaba en el departamento de La Paz. Entre los imputados hay ocho policías y tres militares.

Enlace copiado

Policías especializados capturaron ayer a agentes y militares acusados de asociarse con particulares para cometer homicidios. Los arrestos ocurrieron en dos operativos simultáneos en los departamentos de La Paz, Ahuachapán, Santa Ana, La Libertad y San Salvador.

La investigación fiscal señala que el grupo cometió unos 31 delitos, entre homicidios, atentados, conspiraciones para cometer homicidios, hurtos, cohecho (soborno) y agrupaciones ilícitas, con los que provocó unas 43 víctimas en total.

Las autoridades están convencidas de que el grupo de exterminio lo conformaban unas 43 personas, entre ellas ocho agentes, un oficial de la Policía Nacional Civil (PNC) y tres militares. Sin embargo, la Fiscalía General de la República (FGR) informó que únicamente lograron la captura de 27 imputados.

Entre los detenidos están cuatro policías. Dos que fueron arrestados ayer por la madrugada: el agente José Dagoberto Vásquez García y el inspector jefe Regis Omar Joachín Sánchez. Además, de José Mario Alvarado Erazo y José Saúl García Ayala, quienes fueron notificados de los cargos por este caso en el centro penal de Metapán (departamento de Santa Ana), donde guardan prisión por otros delitos.

También detuvieron los tres militares identificados como Juan Carlos Orellana Álvarez, Abdiel de Jesús Estrada Vásquez y René Alonso Morán Fabián.

Uno de los fiscales del caso de la Unidad Especializada Antipandillas y Delitos de Homicidio dijo, bajo anonimato, que se trata de "personas que tienen el deber de proteger a la ciudadanía y se han organizado con otras personas, de la sociedad civil, para cometer hechos delictivos". Eso les deja en la categoría de delitos agravantes.

De acuerdo con la acusación, los imputados fueron los encargados de cometer la mayoría de homicidios que ocurrió desde el año pasado en varios municipios del departamento de La Paz.

Los investigadores señalan que la forma de operar del grupo era simular operativos, donde llegan a las casas de las víctimas vestidos como policías y militares, tocaban o botaban la puerta, ubicaban a los objetivos y luego los asesinaban.

La Fiscalía señala que el grupo fue conformado en Zacatecoluca, la cabecera departamental de La Paz. Sin embargo, también operaban en Santiago Nonualco, San Luis La Herradura y El Rosario. La tesis de los investigadores es que detrás de los autores materiales de los homicidios hay algunos financistas.

La policía dijo que el caso tomó fuerza el 28 de febrero pasado, cuando fueron detenidos los policías José Mario Alvarado Erazo (uno de los notificados ayer de los nuevos cargos) y Francisco Orlando Guzmán, acusados de haber participado en el homicidio de un supuesto pandillero y cuyo cadáver fue encontrado en Tecoluca, San Vicente, en mayo de 2018, después de ser privado de libertad de su casa en San Rafael Obrajuelo, La Paz.

Un mes más tarde de la detención de ambos policías, el 22 de marzo de 2019, el agente José Ayala (el otro de los notificados de cargos ayer), destacado en el Sistema de Emergencias 911 de San Juan Nonualco, fue capturado junto a Eusebio Mena Deras y Juan Gabriel Cerna Rodríguez, empleados de una empresa comercial de Zacatecoluca, cuando se desplazaban en la camioneta placas P-809-955 en Santiago Nonualco.

Las detenciones del policía, quien andaba uniformado y portaba un fusil M-16, y de los dos hombres, a quienes se les incautaron tres armas de fuego legales, ocurrieron después de que se reportó la muerte de un pandillero en la colonia Alvarado.

Las autoridades revelaron ayer que el grupo de exterminio también estaría vinculado con el ataque armado contra pasajeros de un autobús de transporte privado el 18 de octubre pasado en el municipio de San Pedro Masahuat, La Paz. Ese atentado dejó saldo de un fallecido y cuatro lesionados, quienes eran trabajadores de una maquila. Aunque las autoridades señalaron a la víctima mortal como un supuesto pandillero.

La PNC dijo que además de las capturas de ayer logró decomisar una escopeta y un revólver.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines