Lo más visto

Más de El Salvador

Carlos López Mendoza, de vendedor de lotería a Hijo Meritísimo

Vendedor de lotería, padre soltero y escritor son algunas de las facetas poco conocidas de uno de los voceros institucionales más veteranos de El Salvador.
Enlace copiado
Carlos López Mendoza, de vendedor de lotería a Hijo Meritísimo

Carlos López Mendoza, de vendedor de lotería a Hijo Meritísimo

Carlos López Mendoza, de vendedor de lotería a Hijo Meritísimo

Carlos López Mendoza, de vendedor de lotería a Hijo Meritísimo

Enlace copiado
Carlos López Mendoza, mejor conocido como "don Carlitos", es un socorrista con más de 42 años de trayectoria y que hoy fue declarado Hijo Meritísimo de El Salvador, durante la plenaria de este jueves en la Asamblea Legislativa.
 
Su disposición y entrega a la hora de ayudar a otros y que ha demostrado durante las últimas cuatro décadas han sido suficientes para que su característico rostro sonriente sea reconocido por la mayoría de salvadoreños en cualquier parte del país; sin embargo, hay algunos aspectos de su vida que no son tan conocidos y que vale la pena destacar.
 
1. Su comida favorita la compone uno de los ingredientes básicos y tradicionales de la cocina salvadoreña: Los frijoles. A él le gustan en todas sus formas, sobre todo en las pupusas. "¡Y si son cocidos en olla de barro, mejor!", dice.
 
2.  Su bebida preferida son los refrescos de fruta naturales. Le gustan mucho los hechos con piña, de guayaba y melón.
 
3. "Don Carlitos" dedica parte de su tiempo para leer. Su escritor favorito es el colombiano ganador del Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez, y su libro favorito es la considerada obra maestra de la literatura hispanoamericana y universal: Cien Años de Soledad.
 
4. Está escribiendo un libro biográfico desde principios de este año, y terminarlo es una de sus principales metas al corto plazo. El posible título de su libro ya lo tiene en mente y es "Lo que nunca dije". Cuenta que va orientado hacia los jóvenes con el objetivo de enseñarles "que no solo con dinero se puede ser feliz, sino también haciéndo lo que a uno le gusta". Actualmente, lo apoyan en su elaboración dos compañeras de periodismo y dice que se encuentra buscando un patrocinador para su impresión y distribución, pues cuenta que no quiere que el libro se venda sino que "lo repartamos".
 
5. Es padre soltero desde hace 36 años. Cuenta que se encargó de la crianza de sus dos hijas Carolina y Silvia desde que tenían cuatro y dos años de edad, respectivamente. Ahora ambas son adultas y le han dado cuatro nietos. Tres niñas y un niño. Lamentablemente, este último murió, víctima de la violencia, el año pasado.
 
6. Su vocación comenzó desde pequeño, cuando le decía a su padre que quería ser médico. Su padre murió cuando tenía 13 años y siendo el mayor de los tres hermanos se dedicó a trabajar en diferentes tareas, desde limpiar zapatos, hacer piscuchas, vender lotería hasta limpiar nichos en noviembre. Aunque no logró tener una formación académica en el área, durante su tiempo como socorrista se ha capacitado a través de diferentes cursos de primeros auxilios, supervivencia y otros.
 
7. Sacó sus estudios de primaria durante la noche, en la escuela de voceadores ubicada en la cercanías del parque Centenario, en San Salvador.
 
8. El despertar para unirse a la Cruz Roja nació cuando en 1970, cuando trabajaba como repartidor de leche, al estar donde el último cliente en "El Napito", "llegó un niño que quería que le ayudara porque su madre iba a tener un niño. El señor (el cliente de Carlos) pidió una ambulancia y llegó la Cruz Roja", relata. Luego de eso, en enero de 1974, salió el anuncio "hágase socorrista, salve una vida" y decidió unirse. "don Carlitos" tenía 35 años.
 
9. El primero de los reconocimientos que ha recibido por su labor lo recibió de parte de las alumnas del Instituto Nacional General Francisco Morazán, conocido como Central de Señoritas, en agradecimiento por un curso de primeros auxilios que les dio. Desde entonces ha recibido varias condecoraciones, entre estas, cuando fue nombrado embajador de los Voluntarios de El Salvador ante las Naciones Unidas.
 
10. Su primer servicio fue atender a una parturienta en el cantón Galera Quemada, de Nejapa. La niña nació un 15 de abril de 1974 en el camino al hospital y en fue llamada Carla Cruz Escamilla, en honor a la ayuda recibida.
 
"Don Carlitos" es en todo momento una persona humilde, y ahora que fue nombrado Hijo Meritísimo de El Salvador, dijo que lo dedica a su familia, a sus compañeros y a todos los que lo han ayudado a convertirse en la persona que es.
 
Además, comparte uno de sus mayores sueños y a la vez su mayor temor: Quiere que antes de partir de esta tierra, se haga realidad poder ver a El Salvador en paz.

Tags:

  • carlos mendoza
  • hijo meritísimo
  • socorrista
  • cruz roja salvadoreña

Lee también

Comentarios