Lo más visto

Carretera de “by-pass” en pésimo estado

Además del deterioro de la calle, otra dificultad que afecta a los automovilistas es la falta de señalización en el sector.
Enlace copiado
Deterioro. Los usuarios se quejaron de que las reparaciones realizadas por el Ministerio de Obras Públicas solamente duraron unas cuantas semanas y que la calle se encuentre nuevamente dañada.

Deterioro. Los usuarios se quejaron de que las reparaciones realizadas por el Ministerio de Obras Públicas solamente duraron unas cuantas semanas y que la calle se encuentre nuevamente dañada.

Enlace copiado

Conductores de vehículos que a diario circulan por la carretera del “by-pass” de Ahuachapán lamentaron el estado en el que se encuentra la vía debido a la cantidad de baches y a falta de señalización de este tramo de la carretera.

Explicaron que hace pocos meses el Fondo de Conservación Vial (FOVIAL) realizó algunos trabajos de reparación de los hoyos; sin embargo, ya presenta un nuevo deterioro.

“Hace poco vinieron los de FOVIAL y arreglaron algunos hoyos que tenía la carretera, pero dejaron otros sin reparar y esos ahora son los que están dando problemas”, comentó Isaías Mejía, quien diariamente utiliza esta vía de acceso para dirigirse hacia su trabajo en Santa Ana.

Los usuarios dijeron que el tratar de esquivar los baches podría causar un accidente vehicular o el atropello de algunas personas que transitan por la carretera a pie.

“A veces uno por quitarse los hoyos se mete en el carril contrario o si no calcula bien, se puede salir de la calzada y atropellar a las personas que van caminando en ese lugar. Es urgente que se dé un efectivo y buen mantenimiento al lugar”, dijo Julio Vanegas, otro usuario.

Según los dos motoristas, los hoyos tienen una considerable profundidad, lo cual en más de una ocasión ha dañado las llantas de algún vehículo.

Otra de las quejas más frecuentes es que la zona del “by-pass” no se encuentra señalizada, lo cual hace más difícil conducir en horas de la noche y cuando llueve fuertemente.

“Muchas veces decidimos utilizar el ‘by-pass’ por no ingresar a la ciudad por el tráfico, pero es peligroso porque no está señalizado, no hay pintura que divida las calles y de paso es muy oscuro. Cuando llueve, la situación es peor”, manifestó Ulises Martínez, otro conductor.

Martínez agregó que otro de los factores de riesgo es la poca iluminación que tiene esta carretera. “No hay nada de luz en todo ese tramo, es muy difícil ver a las personas que caminan a los costados y muchos son irresponsables y manejan a gran velocidad”, explicó.

Datos del Ministerio de Obras Públicas consignan que a diario en esa vía circulan más de 5,000 vehículos de transporte pesado y liviano.

Lee también

Comentarios