Lo más visto

Carretera mal diseñada cuesta $2.7 mill más de lo pactado

Funcionarios del Ministerio de Obras Públicas afirmaron que resulta “extraño” que la empresa ejecutora haya asumido costos de tres órdenes de cambio del contrato. Empresas involucradas se niegan a dar declaraciones.
Enlace copiado
Carretera mal diseñada cuesta $2.7 mill más de lo pactado

Carretera mal diseñada cuesta $2.7 mill más de lo pactado

Carretera mal diseñada cuesta $2.7 mill más de lo pactado

Carretera mal diseñada cuesta $2.7 mill más de lo pactado

Enlace copiado
Una auditoría de la Corte de Cuentas de la República (CCR) al proceso de contratación y ejecución de la construcción de la carretera al puerto de La Libertad, específicamente el tramo comprendido entre Las Piletas y Zaragoza, demostró que la calle fue mal diseñada y las modificaciones para solventar el problema elevaron el precio original del contrato en $2.7 millones.

El informe de la CCR muestra que entre 2008 y 2010 se hicieron órdenes de cambio al formato y una resolución modificativa, por las cuales el precio de la carretera pasó de $19,383,154.88 a $22,100,078.03. La primera de estas modificaciones fue firmada por el actual ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez, en su calidad de máxima autoridad del Fondo de Conservación Vial (FOVIAL), el 5 de junio de 2009, y la última fue aprobada el 29 de noviembre de 2010.

El contrato del diseño del tramo Las Piletas-Zaragoza fue otorgado a la transnacional Getinsa Ingeniería, S. L., el 3 de enero del 2008, en la administración del exministro de Obras Públicas Jorge Isidoro Nieto. Posteriormente, en diciembre de 2008, se pactó que el ECON S. A. de C. V., en alianza con La Cantera S. A. de C. V., ejecutaran la obra.

“Estas órdenes de cambio no fueron decisión de una persona, del ministro. Fue una decisión de la Junta Directiva. El ministro es el presidente por ley del FOVIAL... Los directores del FOVIAL eran los directores anteriores, del gobierno anterior al primero del FMLN, el único que era diferente en esa junta era el ministro. Si el primer cambio fue el 5 de junio, no surgió ese día”, explicó Cristóbal Cuéllar, asesor del despacho del actual ministro de Obras Públicas.

“Al momento de ser ejecutados los trabajos se constató que las necesidades reales de campo diferían de la concepción planeada en la formulación del diseño original, debido a que no se consideró la afectación de ciertos taludes inestables, que implicaban cambio en el diseño original”, se lee el informe de la Corte de Cuentas.

Los argumentos que la CCR reportó en el informe para justificar el aumento en el precio inicial de la obra son seis: construcción de muros de contención laterales para resguardar la calzada de la quebrada El Ocho, ampliación del ancho del cauce de la quebrada El Ocho, construcción de muros guardaniveles para controlar la velocidad del agua, construcción de muro de concreto para proteger residencia, construcción de muro de contención para proteger árbol de ceiba y el corte de un talud de roca.

Cuéllar afirmó que a pesar de las modificaciones hechas, el ministerio tendrá que seguir invirtiendo en obras de mitigación en la zona debido al mal diseño de la carretera. Además, aclaró que no se han pagado todos los derechos de vía ni se han cumplido las promesas de construcción para los habitantes.

“La calle está mal diseñada, hay cortes de taludes verticales, eso lo sufrimos todos los inviernos... En estos años ha venido gente propietaria de algunos terrenos pidiendo compensaciones. Hay derechos de vías que no se han pagado, hay promesas de mejorar taludes que no se hicieron... En ese tramo tenemos que hacer más obras, la gente de planificación está viendo cómo hacer con los taludes, hoy con la ampliación desde Zaragoza hasta el ‘by-pass’, si hay ahorro, vamos a ver si podemos invertir en la estabilización de los taludes”, afirmó el funcionario.

Dicha carretera fue elaborada con los más de $90 millones que el FOVIAL le prestó al Banco Centroamericano de Integración Económica en 2007, los cuales nunca pasaron por la aprobación de la Asamblea Legislativa y se otorgaron a pocas semanas de haberse reformado la Ley de FOVIAL, para facultarle a recibir dinero de fuentes externas para la construcción de calles.

Empresa sorprende a autoridades

Según el informe de la CCR, la empresa realizadora, es decir ECON-La Cantera, cubrió con los gastos adicionales establecidos en las órdenes de cambio por el mal diseño, “ya que el FOVIAL solamente autoriza el incremento en el plazo”.

“Al parecer absorbió como tres millones, es lo que dice la Corte de Cuentas. Nosotros vamos a constatar eso... Que asuma el ejecutor, pueden asumirlo, pero cantidades pequeñas, nos parece extraño esas cantidades, eso lo podemos revisar... No hemos tenido casos en que asuma tanto el realizador”, afirmó Cuéllar.

LA PRENSA GRÁFICA se contactó con los representantes de ECON-La Cantera, pero se rehusaron a dar explicaciones sobre la contratación.

La Ley de Adquisiciones y Contrataciones de la Administración Pública (LACAP) en el artículo 105 prohibe que se introduzcan órdenes de cambio y ajustes de precio en lo referido a la superestructura, comprada a precio firme, sino únicamente en la subestructura y obras ejecutadas en el subsuelo. En esta parte de la obra permite únicamente modificaciones no mayores al 20 % de lo pactado inicialmente.

“Si es diseño y construcción se puede hasta el 20 % si el daño no se ve, es superficial. Si se ve no se puede, este préstamo es BCIE pero aplica LACAP. En lo que ve el diseñador y el ejecutor no se puede aumentar, solo si los daños provienen de subsuelo o de áreas que no son tan fáciles de ver... Acá el problema es del agua que baja”, aseguró la asesora del despacho de Obras Públicas, Marta Dinora de Palomo.

En el contrato también se modificó el precio pagado a la empresa supervisora de la obra. Gracias a las órdenes de cambio, la empresa Rivera Harrouch S. A. de C. V. pasó de ganar $281,000 a ganar $333,000.

Tags:

  • mop
  • fovial
  • gerson
  • martinez
  • econ
  • empresa
  • contratacion
  • ejecutora
  • la cantera
  • corte de cuentas
  • mal diseño

Lee también

Comentarios