Lo más visto

“Casi seguros de que es la tercera víctima”

Joven fue sacado de su casa junto con dos parientes la semana pasada; sus cadáveres fueron encontrados sin cabeza en Zacatecoluca.
Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Jonatan Funes Parientes.  El viernes pasado fueron encontrados los cadáveres de William Mauricio Vásquez Barahona y Víctor de los Ángeles Hernández Barahona.

Foto de LA PRENSA/Jonatan Funes Parientes. El viernes pasado fueron encontrados los cadáveres de William Mauricio Vásquez Barahona y Víctor de los Ángeles Hernández Barahona.

Enlace copiado

El cadáver decapitado de un hombre fue encontrado el domingo anterior por la noche en el caserío El Cajón, del cantón Las Lomitas, en el municipio de Zacatecoluca, La Paz, en un sector cercano al cantón El Nilo, de la misma jurisdicción, donde el viernes anterior fueron encontrados otros dos cadáveres decapitados.

Según las autoridades, el cadáver se encontraba en avanzado estado de descomposición y presumen que se trata de Maycol Leo Hernández Barahona, de 18 años, quien estaba desaparecido tras ser privado de libertad de su vivienda junto con su hermano y un primo el viernes anterior en la madrugada.

Las autoridades indicaron que “todo apunta a que se trata del joven desaparecido”, por las características del homicidio y la zona del hallazgo. “Estamos casi seguros de que se trata de la tercera víctima, la que faltaba encontrar, aunque habrá que identificarla plenamente”, manifestó una fuente policial.

Los tres parientes fueron sacados de sus viviendas situadas en la comunidad El Recuerdo, del cantón Las Tablas, en Zacatecoluca, por un grupo de hombres armados que vestían ropa oscura similar a uniformes policiales, y que se los llevaron en un vehículo.

Los cadáveres de dos de ellos, identificados como William Mauricio Vásquez Barahona, de 18 años, y Víctor de los Ángeles Hernández Barahona, de 19 años, fueron hallados el viernes pasado por la mañana a unos kilómetros de sus viviendas, en diferentes sectores del cantón El Nilo, pero el de Maycol Leo, quien era primo del primero y hermano del segundo, no fue localizado ese día.

Los criminales decapitaron a los tres parientes, quienes, según la Policía, estaban perfilados como miembros de una pandilla que delinque en ese sector del municipio viroleño.

De acuerdo con el informe policial, los tres jóvenes se dedicaban a extorsionar a los conductores de las rastras cañeras que circulaban por la zona durante la temporada de zafra.

Hasta la fecha, las autoridades no reportan capturas de sospechosos de haber participado en el triple homicidio.

3
 pandilleros raptados y luego decapitados en distintos lugares.


 

Lee también

Comentarios