Lo más visto

Más de El Salvador

Castigan a El Salvador por no combatir el lavado de dinero

El país fue suspendido del organismo que comparte información financiera en todo el mundo. Grupo Egmont suspendió al país porque no aprobó reforma que diera autonomía a la Unidad de Investigación Financiera de la Fiscalía General.

Enlace copiado
En vilo.  La Fiscalía había advertido que una sanción dificultaría obtener información financiera en otros países de exfuncionarios salvadoreños procesados.

En vilo. La Fiscalía había advertido que una sanción dificultaría obtener información financiera en otros países de exfuncionarios salvadoreños procesados.

Enlace copiado

El Salvador no podrá seguir la ruta del dinero que funcionarios corruptos lleven hacia otros países. O al menos no contará con ayuda de otros países para hacerlo. El país fue suspendido de Grupo Egmont, el organismo que reúne a las unidades especializadas que investigan el dinero ilícito en todo el mundo. Fue suspendido porque incumplió con el requisito de otorgar autonomía a la Unidad de Investigación Financiera (UIF), la oficina de la Fiscalía General de la República que investiga casos de lavado de dinero.

Grupo Egmont, una red que comparte información financiera con 159 países, notificó la decisión el pasado 5 de octubre, tras finalizar una sesión plenaria con los países miembros en Sídney, Australia.

Egmont había puesto ocho condiciones a El Salvador luego de que el expresidente del país Mauricio Funes filtró un Reporte de Operaciones Sospechosas (ROS) del fallecido expresidente Francisco Flores. El organismo había dado hasta el pasado 24 de septiembre para que se cumplieran esos requisitos. Uno de los requisitos era una reforma legislativa que otorgara autonomía a la UIF.

Los diputados aprobaron en julio pasado una reforma al artículo 70 de la Ley Orgánica de la Fiscalía, para darle autonomía "funcional y técnica" a la unidad financiera. Sin embargo, el presidente del país, Salvador Sánchez Cerén, vetó la reforma porque consideró que era inconstitucional ya que, en su opinión, altera el rol del fiscal general de la República.

El fiscal general, Douglas Meléndez, insistió ante los diputados que garantizaran la reforma, pero los partidos de oposición no alcanzaron los votos necesarios para superar a tiempo el veto presidencial.

Grupo Egmont concluyó entonces que El Salvador no podía seguir siendo parte de su red porque incumplía los principios "relacionados con la independencia operativa y la autonomía".

"UIF El Salvador ahora está excluido de todos los eventos y actividades del Grupo Egmont... Los Jefes de la UIF reconocieron los esfuerzos de UIF El Salvador para trabajar para abordar estas inquietudes, a través de un proceso legislativo, pero concluyeron que su independencia operativa y su autonomía no pueden ser aseguradas", se lee en un comunicado publicado por el organismo.

Grupo Egmont podría revisar la decisión en julio de 2019. "Los jefes de la UIF podrían adoptar medidas adicionales en la próxima Plenaria de Egmont en los Países Bajos en caso de que no se realicen progresos para corregir esta deficiencia", añadió la agrupación.

En la misma plenaria que decidieron expulsar a El Salvador, Grupo Egmont dio la bienvenida a cuatro nuevos miembros de la red. La Fiscalía del país dijo que no ha sido notificada formalmente de la decisión y se pronunciarán al respecto hasta que reciban la información por escrito.

Esta no es la primera sanción en esta materia. En marzo de 2010, Grupo Egmont suspendió por primera vez a El Salvador, luego de que "no hizo ningún avance significativo para mejorar su capacidad de detectar, investigar y perseguir el lavado de dinero y los crímenes financieros".

Tags:

  • Lavado de Dinero

Lee también

Comentarios