Ceguera no le impide tejer bellas hamacas

Pese a su discapacidad visual, Agapito Gómez es un experto artesano de Cacaopera.

Enlace copiado
1. Luchador. Don Agapito se guía por el hilo tendido en el tramo para elaborar con su aguja de madera las  cómodas hamacas de muchos colores.

1. Luchador. Don Agapito se guía por el hilo tendido en el tramo para elaborar con su aguja de madera las cómodas hamacas de muchos colores.

Enlace copiado

Agapito Gómez es un hombre con discapacidad visual, de 59 años, que se dedica a la elaboración de hamacas en su vivienda ubicada en el barrio San José, del municipio de Cacaopera, en Morazán.

Este oficio es su principal fuente de ingresos económicos, por lo que se esfuerza día a día para hacer crecer la producción de sus coloridas hamacas.

Don Agapito perdió la vista en un accidente de tránsito en 1991; un año después gracias a la ayuda de unos amigos, aprendió a tejer hamacas. "Perdí la vista, pero no me di por vencido en la vida", aseguró.

"Al principio era algo que me costaba, pero hoy en día gracias a Dios puedo hacer hasta cuatro hamacas a la semana, eso sí, la ganancia es poca y únicamente se logra conseguir para lo necesario, para sobrevivir", enfatizó.

Detalló que el precio de sus hamacas varía entre los $40 y $50, dependiendo del tamaño. Don Agapito también es especialista en la elaboración de morrales (bolsos) valorados en entre $15 y $18.

El artesano recordó que a los cinco años de edad perdió a su padre y que desde entonces se quedó solo con su madre, quien le enseñó que solo con esfuerzo y trabajo se puede salir adelante.

Aseguró, que estos mismos valores se los inculca a su hijo de 16 años, ya que sueña con que sea un hombre de bien y que aprenda un oficio para ganarse la vida.

"Mi hijo saca leña, cuando regresa le tengo la comidita lista. Yo cocino, lavo mi ropa, limpio la casa, hago de todo, y también siembro maíz, aunque lastimosamente la tierra de esta zona no es tan buenos para los cultivos", añadió.

Para vender sus hamacas don Agapito viaja solo hasta San Miguel y San Salvador. "Sin compañía me voy para San Miguel o a la capital a vender. Es que aquí en Morazán es poca la venta. Me gustaría que alguna institución o el gobierno me ayude con la venta o víveres", dijo.

Si desea apoyar a don Agapito con la compra de sus hamacas o apoyarlo con víveres o dinero, puede comunicarse con él al teléfono: 7296-3552 o visitarlo en su casa, en el barrio San José, en Cacaopera, Morazán. "Soy muy trabajador y con muchos deseos de superarme en la vida", concluyó este artesano.

De fe. Este artesano de Cacaopera comentó que le gustaría abrirse camino en el mercado nacional y extranjero con sus hamacas y morrales.

 

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

  • Morazán
  • agapito
  • artseano
  • hamacas

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines