Lo más visto

Celebran “bajada” del Salvador del Mundo

Millares de fieles católicos presenciaron el acto de mayor relevancia de las fiestas patronales de la ciudad capital.
Enlace copiado
Celebran “bajada” del Salvador del Mundo

Celebran “bajada” del Salvador del Mundo

Celebran “bajada” del Salvador del Mundo

Celebran “bajada” del Salvador del Mundo

Celebran “bajada” del Salvador del Mundo

Celebran “bajada” del Salvador del Mundo

Celebran “bajada” del Salvador del Mundo

Celebran “bajada” del Salvador del Mundo

Celebran “bajada” del Salvador del Mundo

Celebran “bajada” del Salvador del Mundo

Celebran “bajada” del Salvador del Mundo

Celebran “bajada” del Salvador del Mundo

Celebran “bajada” del Salvador del Mundo

Celebran “bajada” del Salvador del Mundo

Celebran “bajada” del Salvador del Mundo

Celebran “bajada” del Salvador del Mundo

Celebran “bajada” del Salvador del Mundo

Celebran “bajada” del Salvador del Mundo

Enlace copiado

Con emoción y fervor, millares de fieles católicos participaron ayer del acto de la “bajada” de la imagen del Divino Salvador del Mundo, con lo que se simboliza la transfiguración de Jesucristo en el monte Tabor y que antecede a la actividad principal de la misa solemne que se realizará hoy.

Casi todo listo para "bajada" del patrono 

“¡Que viva el Divino Salvador del Mundo!”, aclamaba la multitud que se concentró en la plaza Barrios para presenciar la tradicional “bajada”. A las 7:10 de la noche inició el acto con la entonación del Himno Nacional y la lectura del Evangelio. Y a las 7:33 ascendió la imagen del Divino Salvador transfigurado.


Presidieron los actos el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, el cardenal Gregorio Rosa Chávez y el nuncio apostólico, León Kalenga.

Este año acompañaron el acto la conmemoración de los centenarios de la aparición de la virgen de Fátima y el natalicio de Monseñor Óscar Arnulfo Romero. Se incluyó el lema “Sentir con la iglesia”.



“La sangre de nuestros mártires unida a la sangre de Cristo, el mártir por excelencia, intercede ante Dios implorando especiales bendiciones para nuestros país. Eso debe ser motivo de esperanza para todos, en medio de la noche oscura que estamos viviendo a causa de la injusticia, la exclusión social, la idolatría del dinero, la impunidad y la violencia”, expresó Escobar Alas.

Miles participan en la transfiguración del Divino Salvador del Mundo

El mensaje principal fue “caminando con los mártires en pos de Cristo”. Y el lema es el lema episcopal de Monseñor Romero. “Siempre tenemos que saber que estamos en unidad; pero que estamos acompañando el sentir de la iglesia, sobre todo el centenario de Monseñor Romero, para poder vivir en comunión, en sintonía con los mártires que han dado la vida por Cristo y desde la fe”, explicó Francisco Góngora, párroco de la catedral metropolitana.



La celebración al patrono de la capital comenzó muy temprano con la eucaristía y luego la peregrinación de la imagen desde catedral hasta la iglesia El Calvario. Posteriormente, salió hasta la Basílica del Sagrado Corazón de Jesús, donde se preparó para la celebración de las vísperas y en la tarde salió en procesión nuevamente hacia catedral. “La iglesia desea que todos los fieles conozcamos y nos familiaricemos con nuestros mártires”, dijo Monseñor Rafael Urrutia en la homilía en la Basílica.

En toda esta actividad, participaron cientos de miembros de diferentes hermandades y cofradías. “Es muy importante para nosotros como hermandad venir y hacer el sacrificio de llevar un anda, porque rememoramos lo que Jesús llevó para nosotros, nuestros pecados”, dijo Manrique García, de la Fraternidad de Servidores de Cristo, quien participa como cargador desde hace 12 años.



Muchos jóvenes también se sumaron a las celebraciones religiosas en honor al Divino Salvador . “Muy importante, ya que nos hace recordar que todavía hay personas que queremos hacer la diferencia y que eso puede ayudar a cambiar a todas las personas”, dijo Carlos Alejandro Palacios, estudiante universitario de primer año de medicina.

Comentó que es parte de las enseñanzas que recibió de sus padres desde su niñez y que prefirió, a diferencia de algunos jóvenes, dedicar su tiempo en esta celebración. “Ellos disfrutan su vacación a su modo, yo la disfruto a mi modo; para mí esta es mi vacación”, enfatizó.



A las fiestas también se sumaron personas que llegaron desde el interior del país, como Estéfani Margarita Alvarado, de la hermandad de la parroquia San José, Santuario de Fátima, de Cojutepeque. “Nosotros nos venimos acá a servir porque es lo primero. La vacación no solo es disfrutar, sino que también alabar a nuestro Señor”, dijo. Y agregó que es la primera vez que participan en las procesiones de San Salvador.

Besy Aguilar llegó desde Ahuachapán acompañando a su hijo y a su sobrina, quienes también participaron como cargadores. Dijo que salieron a las 4 de la mañana para poder estar a tiempo.

Y desde Ayutuxtepeque llegó Estéfani Valencia, quien trata de conservar la tradición aprendida de sus padres. “La verdad es muy importante porque a lo largo de las tradiciones nuestra familia nos inculca esto, no solo en cuestiones comerciales o salir de fiesta con nuestra familia en nuestros tiempos, sino que también dedicarle tiempo a Dios”, sostuvo.
 

Lee también

Comentarios