Centros Penales celebra que retomó control de Mariona

Hace dos años los reos tenían las llaves de las celdas, ahora son parte de talleres, según autoridades.
Enlace copiado
Centros Penales celebra que  retomó control de Mariona

Centros Penales celebra que retomó control de Mariona

Centros Penales celebra que  retomó control de Mariona

Centros Penales celebra que retomó control de Mariona

Enlace copiado
El centro penal La Esperanza, mejor conocido como Mariona, era gobernado hasta hace dos años atrás por bandas, según aceptó ayer el actual director del recinto, Élmer Mira. Los cabecillas de esas bandas, que estaban al frente de al menos 300 internos cada uno, le habían arrebatado al Estado el control, las llaves de las celdas y decidían a quién sacar muerto del recinto y a quién dejar vivo. Vendían, como si fuera un mercado, drogas de todo tipo en los pasillos y estaban armados con pistolas y corvos improvisados. Tenían tanto poder que en su historial pesa el asesinato de dos agentes antinarcóticos que realizaban una requisa; también fueron los responsables de la masacre más numerosa del sistema penitenciario de El Salvador, cuando en un solo día de 2004 decidieron matar a 31 reos.

“Todo eso cambió en estos dos años de la nueva administración. Tenemos el control de todo el penal. Hoy las bandas ya no tienen el poder. Hemos trabajado de tal manera que hoy podemos celebrar que esto está cambiando y hasta nos hemos ganado la confianza de los privados de libertad”, dijo a este periódico el director Mira, mientras se alejaba del grupo musical “Nueva Esperanza”, que ayer tocaba, a todo volumen, una cumbia sobre el programa penitenciario de reinserción “Yo Cambio”.

Las dos claves para retomar el control de Mariona, según explicó el director, fueron: aislar a los cabecillas o trasladarlos hacia el penal de máxima seguridad e implementar el programa modelo “Yo Cambio” para evitar el ocio carcelario. En Mariona solo hay reos civiles y no hay miembros de pandillas.

“Después de aislar o trasladar a los desestabilizadores nos enfocamos en el programa ‘Yo Cambio’. Aunque no fue fácil, tuvimos que hacer dos esfuerzos, es decir tuvimos que lanzar el plan dos veces, hasta que finalmente funcionó”, dijo el director.

Las estadísticas muestran que de los 6,020 privados de libertad en ese recinto, 4,700 son parte de los inscritos en el programa “Yo Cambio”. Héctor, uno de los internos, dijo que el programa consiste básicamente en talleres para desarrollar habilidades y aprender oficios. “Los que estamos involucrados en el programa tenemos beneficios, esa es la motivación. Hay beneficios de todo tipo: algunos reducen los años de sus penas, otros llegan a la fase de confianza y al mismo tiempo obtienen ganancias de lo que se puede vender”, dijo Héctor, mientras mostraba una calzoneta, una camiseta y un pantalón elaborado en la maquila penitenciaria.

“No lo va a creer, somos 38 en la maquila y en un solo día hacemos 1,200 de estas prendas. Empezamos con 400, pero cada vez producimos más”, dijo Héctor.
 

Tags:

  • centro penal
  • mariona
  • reos
  • privados de libertad

Lee también

Comentarios

Newsletter