Lo más visto

Centros Penales exige solvencia de la PNC para visitas a reos

Las visitas también deben presentar una constancia de que no tienen antecedentes penales. La medida está cargando a las oficinas de la PNC encargadas de expedir documentos y causando problemas a familiares de varios internos para conseguirlos.
Enlace copiado
Centros Penales exige solvencia de la PNC para visitas a reos

Centros Penales exige solvencia de la PNC para visitas a reos

Centros Penales exige solvencia de la PNC para visitas a reos

Centros Penales exige solvencia de la PNC para visitas a reos

Enlace copiado
La Dirección General de Centros Penales (DGCP) ya empezó a aplicar las reformas a la Ley Penitenciaria aprobadas en agosto pasado y, con ello, ha iniciado a exigir solvencias de la Policía Nacional Civil (PNC) y de antecedentes penales a todas las personas inscritas para visitar a internos de las cárceles de todo el país.

La reforma relacionada con tal exigencia fue contemplada en los artículos 14-A y 14-C, en los que se restringe la visita únicamente a cinco familiares, comprobados a través de partida de nacimiento , hasta en un segundo grado de consanguinidad y “afinidad comprobable”. Además, los familiares deben tramitar una solvencia de la PNC y de antecedentes para poder ser aceptados como visitas del interno.

El director general de Centros Penales, Rodil Hernández, confirmó que la medida está siendo aplicada amparándose en las reformas a la Ley Penitenciaria y contestó escuetamente a través de un mensaje que se aplica para “evitar que personas en conflicto con la ley ingresen” como visitas.

La sede de la PNC que emite solvencias en la colonia Flor Blanca, de San Salvador, estaba abarrotada ayer, con usuarios que llenaban más de dos cuadras. Una mujer de avanzada edad que esperaba turno en la fila confirmó que la exigencia de los documentos inició aproximadamente hace un mes. En su caso, tiene solo un familiar preso y los documentos le ha conllevado gastos y no poder ver a su pariente durante un mes.

Otros usuarios que tramitan su solvencia policial con fines laborales se quejaron de que el incremento de la demanda les está generando lentitud en sus solicitudes. Una mujer que también esperaba turno ayer en San Salvador dijo que se movilizó de una oficina policial a otra porque “se acabaron los números que reparten, que son 500”.

Mientras que en San Miguel las colas para poder completar el proceso y obtener el documento iniciaron a las 5 de la madrugada, en las afueras del Centro de Gobierno. En ese sitio algunas mujeres se quejaron de haber llegado tarde, a las 8 de la mañana, y ya no poder hacer fila, sino hasta hoy. La PNC de San Miguel no quiso brindar datos exactos de la cantidad de trámites que están atendiendo cada día en esa sede.

“Pues sí, si a uno es que le duelen los hijos, uno los pare y para poder verlo debo sacar el pinche papel”, se quejó por teléfono una de las mujeres que aguardaba que le dieran un número.

“Lo que tienen que tener es mucha paciencia y mañana mejor madruguen”, les aconsejaba un policía a los solicitantes.

Aunque ayer se buscó conocer información en la oficina de solvencias de la PNC de la colonia Flor Blanca, un agente policial a cargo dijo que no estaba autorizado para brindar datos. En Santa Ana, donde enfrentan la misma saturación, la oficina de la PNC a cargo sí brindó información.

Los datos reseñan que antes de las reformas entregaban un promedio de entre 30 a 40 documentos cada día. La demanda empezó a aumentar hace un mes y han llegado a tramitar 250 solvencias diarias. La semana pasada, con aumento de personal incluido, en Santa Ana se alcanzó la cifra de 500 solvencias en un día.

El jefe de la PNC de ese departamento ha explicado a LA PRENSA GRÁFICA: “Parte de ello (demanda de documento), por no decir el mayor porcentaje, se refirió al hecho que se ha empezado a solicitar la solvencia para la visita en centros penales, parientes cercanos están llegando a las diferentes regionales policiales a querer conseguir su solvencia”.

otros alcances

Guillermo García, director de la Asociación de Exinternos y Exinternas Penitenciarios de El Salvador (AEIPES), explicó ayer que la medida tiene otros alcances. “Hay varias personas extranjeras en cárceles, incluso otras que son salvadoreñas, y ellos ya no tienen quién los visite, porque no tienen familia aquí”, comentó.

García aseguró que el trámite de obtener la solvencia y la constancia de antecedentes penales (en la DGCP) debe hacerse por cada interno. Es decir: si una persona tiene más de un familiar preso debe efectuar el trámite tantas veces como parientes tenga. El pago por cada solvencia de la PNC tiene un costo de $3.50, confirmaron usuarios.

Según García, varias personas, incluidas algunas que han trabajado con AEIPES, no han podido ingresar a penales en las últimas semanas, precisamente por tener antecedentes penales.

El director de la asociación explicó que están analizando la posibilidad de presentar una demanda de inconstitucionalidad a la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ). El fundamento, según García, es que con las reformas se está “violentando la garantía fundamental del derecho familiar”.

Se solicitó opinión de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), institución que mantiene una mesa de diálogo con familiares de internos, pero no contestaron a la petición.

Las reformas aprobadas en agosto son parte de un conjunto de propuestas planteadas por el Ejecutivo para endurecer el tratamiento a reos que cometen diversos delitos.

El cambio en el régimen de visitas formó parte de un primer paquete de reformas. Posteriormente, el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública (MJSP) impulsó reformas para que se pudieran efectuar audiencias a través de videoconferencias y evitar el traslado de internos.

Tags:

  • penales
  • hacinamiento
  • visitas
  • requisitos
  • solvencias
  • pnc

Lee también

Comentarios