Lo más visto

Más de El Salvador

Centros Penales traslada a 127 reos de Quezaltepeque a San Francisco Gotera

Director de Centros Penales dice que movimientos permiten separar a pandilleros de reos comunes.
Enlace copiado
Común.  Las rotaciones de privados de libertad entre centros penales son una práctica común de las autoridades de Justicia y Seguridad Pública.

Común. Las rotaciones de privados de libertad entre centros penales son una práctica común de las autoridades de Justicia y Seguridad Pública.

Enlace copiado

La Dirección General de Centros Penales (DGCP) confirmó ayer, a través de publicaciones sus redes sociales, que movilizó a 127 privados de libertad desde el penal de Quezaltepeque, en La Libertad, hacia la cárcel de San Francisco Gotera, en Morazán.

"Este tipo de traslados se realizan con el objetivo de mantener en centros penales de seguridad a privados de libertad miembros de pandillas activos, bajo un régimen riguroso, y trasladar a los que ya no lo son, a otros centros penales para que reciban programas y tratamientos", dijo Osiris Luna Meza, director general de Centros Penales, a través de Twitter.

Los traslados de privados de libertad son una práctica habitual en el actual Gobierno. Las autoridades justifican las movilizaciones como un mecanismo que les permite cortar las comunicaciones desde los penales hacia el exterior, para tratar de prevenir que los reos en prisión envíen órdenes hacia afuera.

"Estamos evaluando el perfil y comportamiento de cada interno brindando todos los programas para una verdadera rehabilitación de aquellos privados de libertad que deseen realmente cambiar, pero se aplicará el peso de la ley a quienes intenten seguir delinquiendo", dijo en redes sociales el también viceministro de Seguridad, Osiris Luna Meza, y acompañó la publicación con imágenes de los traslados de ayer.

Rogelio Rivas, ministro de Justicia y Seguridad, advirtió a principios de junio que los traslados van a ser constantes para evitar, según dijo, que los reos estén en su zona de ‘confort’ al permanecer más de un año o seis meses en el mismo centro penal. Los traslados, señaló Rivas, forman parte del plan antipandillas que ejecuta el Gobierno salvadoreño.

En julio, la DGCP rotó a 1,500 pandilleros entre las cárceles de Ciudad Barrios (San Miguel) y Chalatenango. Mientras que el 24 de agosto anterior Seguridad confirmó la rotación de 1,800 pandilleros entre los penales de Ciudad Barrios y Quezaltepeque.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines