Charlas y talleres para prevenir deserción escolar por violencia

El programa beneficiará a 7,000 estudiantes, 1,500 familias y 300 niños no escolarizados en Ciudad Delgado.
Enlace copiado
Iniciativa.  El Ministerio de Educación (MINED), el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y Plan Internacional trabajarán para reducir los índices de violencia en Ciudad Delgado y otros 49 municipios.

Iniciativa. El Ministerio de Educación (MINED), el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y Plan Internacional trabajarán para reducir los índices de violencia en Ciudad Delgado y otros 49 municipios.

Diálogo.  El proyecto incluye diálogos entre docentes y padres de familia acerca de la prevención de violencia.

Diálogo. El proyecto incluye diálogos entre docentes y padres de familia acerca de la prevención de violencia.

Talleres.  Se impartirán talleres que motiven a los niños y adolescentes a ser emprendedores. El lanzamiento terminó con una presentación musical.

Talleres. Se impartirán talleres que motiven a los niños y adolescentes a ser emprendedores. El lanzamiento terminó con una presentación musical.

Charlas y talleres para prevenir deserción escolar por violencia

Charlas y talleres para prevenir deserción escolar por violencia

Enlace copiado
El Ministerio de Educación (MINED), el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y Plan Internacional lanzaron ayer la iniciativa “Hagamos nuestra la escuela”, con el fin de promover acciones que contribuyan a la reinserción, permanencia y finalización de los estudios en comunidades afectadas por la violencia y la falta de oportunidades.

“Queremos hacer otro tipo de escuela, una escuela más innovadora que dé elementos para que los niños, padres y docentes puedan enfrentarse y protegerse de la violencia. Haremos sesiones vocacionales, haremos que la escuela sea más flexible para que los alumnos que dejaron de estudiar puedan regresar, e integrar a los que no estudian”, dijo la representante de UNICEF Nadine Perrualt.

De acuerdo con el ministro de Educación, Carlos Canjura, la sociedad ha descuidado el desarrollo de la juventud en capacidades productivas y ciudadanas durante las últimas décadas. Manifestó la necesidad e importancia que tiene este tipo de proyectos para mejorar las condiciones del sistema educativo salvadoreño que se ha visto afectado por la ola delincuencial actual.

La iniciativa consiste en desarrollar talleres vocacionales de robótica, fontanería, carpintería y electricidad que motiven a los niños y adolescentes a ser más productivos en la sociedad, según dijo Rodrigo Bustos, director de Plan Internacional. Se establecerán protocolos de atención efectiva en la población estudiantil y se fortalecerán los órganos y gobiernos de gestión escolar.

“Para ello capacitaremos a 300 directores y docentes, así como a 50 personas de nivel técnico y promotores sociales que ayudarán a controlar la situación dentro de los 15 centros educativos de Ciudad Delgado”, dijo Perrualt.

El director del Centro Escolar Calle Real de ese municipio, Fredy Hernández, manifestó que estos talleres generarán mejores oportunidades laborales y un sentido de emprendimiento en los estudiantes que los ayudarán a integrarse en la sociedad.

La profesora Esmeralda de Osegueda insistió en que una educación efectiva no solo es tarea de los maestros, sino también de los padres de familia, que deberán estar en constante participación en las actividades escolares de los niños durante el proyecto. “Para establecer un ámbito seguro a los estudiantes, realizaremos diálogos entre docentes y padres de familia sobre los temas de violencia y prevención de la misma”, dijo Perrualt.

Según estadísticas del Consejo Nacional de Educación (CONED) 2015, la deserción escolar asociada a las afectaciones por violencia ronda los 5,040 estudiantes en el área rural y 5,392 en el área urbana.

La principal causa de deserción en Ciudad Delgado, de acuerdo con maestros y alumnos del centro escolar, es el acoso de pandillas. Aseguran que muchos estudiantes se han tenido que mover a otros lugares para continuar sus estudios en otras instituciones.

El programa “Hagamos nuestra la escuela” se lanzó en Ciudad Delgado, municipio que el Gobierno ha utilizado como modelo para sus planes antidelincuenciales. Luego de terminar esta primera fase, esperan implementarlo en otros 49 municipios que han sido priorizados por el Plan El Salvador Seguro para reducir la violencia.

De acuerdo con la representante de UNICEF, la idea final del proyecto es integrarlo en la política nacional de educación. “Será un plan piloto que vamos a evaluar para ver si hay cambios que hacer y ver cuáles son los beneficios para los niños, familias y docentes. Veremos si esto ha reducido los índices de violencia en las comunidades”, concluyó.

Tags:

  • MINED
  • UNICEF
  • escuelas
  • violencia
  • prevencion

Lee también

Comentarios

Newsletter