Lo más visto

Más de El Salvador

“Chepe Diablo” es enviado a prisión por lavado de dinero y activos

Fiscalía los acusa de haber obtenido de forma ilícita más de $215 millones. Jueza considera que hay peligro de fuga. Imputados pasan a instrucción, donde se decidirá si van a juicio.
Enlace copiado
Enlace copiado
La jueza del Cuarto de Paz de San Salvador (se pidió omitir su nombre) mandó ayer a prisión a José Adán Salazar Umaña, alias “Chepe Diablo”, a su exesposa, Sara Paz Bojórquez; su hija, Susana Noemy de Cruz; y la exesposa del alcalde de Metapán, Romelia Guerra Argueta.

La jueza encontró que hay elementos suficientes para que los cuatro imputados, que son acusados por la Fiscalía General de la República (FGR) del delito de lavado de dinero y activos, pasen a la etapa de instrucción y que permanezcan en la cárcel por seis meses, mientras se realiza la audiencia preliminar y se determina si los detenidos pasan a la etapa de juicio o son sobreseídos de los cargos que se les imputan. Además de que hay peligro de fuga.

“Chepe Diablo” junto a su exesposa, hija, así como la exesposa del alcalde de Metapán, fueron capturados durante la Operación Lavado que la Fiscalía realizó el 4 de abril y que implicó unos 50 registros de allanamientos, en decenas de empresas vinculadas a la red de lavado de dinero y activos. Según la Fiscalía, son unos $215 millones los que habrían lavado.

Ayer, la defensa de Salazar Umaña y el resto de detenidos intentaron que la jueza no conociera el caso, por considerar que de haberse cometido los delitos que la Fiscalía imputa, estos no se habrían realizado en su jurisdicción, sino en Metapán.

Sin embargo, la jueza determinó que sí podía conocer el caso, por lo que declaró no ha lugar la petición de la defensa. También, los abogados defensores expresaron que de seguir el proceso este no sea por lavado de dinero y activos, sino que por evasión de impuestos.

Uno de los argumentos de los defensores fue que incluso el Departamento del Tesoro de Estados Unidos ya sacó de la lista de narcos a Salazar Umaña.

La jueza también consideró como no ha lugar la petición de la defensa, puesto que la Fiscalía no se basa en la inclusión del salvadoreño en esa lista para el proceso de lavado de dinero que siguen.

Incluso, uno de los fiscales del caso argumentó que no había ningún temor por la decisión de Estados Unidos de sacar de la lista a “Chepe Diablo”.

“Esto no puede afectar ni positiva ni negativamente el proceso. Si han escuchado ustedes, el hecho se basa como delito generador, porque así lo hemos detallado nosotros, en el delito de evasión fiscal, y la Ley contra lavado de dinero y activos establece un catálogo de delitos que generan lavado”, dijo el fiscal del caso.

La defensa argumentó que se le debía otorgar arresto domiciliario a los defendidos, ya que, según ellos, no hay riesgo de fuga.

Para el abogado Miguel Ángel Flores Durel, una prueba de que no hay peligro que se marchen del país es que “Chepe Diablo” ya ha sido procesado y no lo ha hecho, y también porque a pesar de que estuvo en la lista de Estados Unidos tampoco buscó salir del país.

“Chepe Diablo” continuará el juicio en las bartolinas de la División Antinarcóticos (DAN) y las tres imputadas en las de la División de Tránsito de la PNC.

De coordinador en CSJ a defensor de “Chepe Diablo”

Gerardo Cisneros Jovel hasta hace unos días fungió como el coordinador de la Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia, pero renunció a su trabajo, porque ahora defiende e José Adán Salazar Umaña en el proceso que la Fiscalía General de la República ha iniciado por lavado de dinero

Específicamente, Cisneros Jovel fue parte de la Corte hasta el jueves 6 de abril. “Yo era el coordinador de la Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia”, dijo.
 

Lee también

Comentarios