Lo más visto

China no condena los hechos ocurridos en El Salvador

China dice estar "convencido de que el pueblo salvadoreño tiene la capacidad y sabiduría para manejar sus asuntos internos".

Enlace copiado
Posición. China decidió no condenar la actuación de la Asamblea oficialista.

Posición. China decidió no condenar la actuación de la Asamblea oficialista.

Enlace copiado

China se sumó ayer a los pronunciamientos de la comunidad internacional por la destitución de funcionarios por parte de la Asamblea oficialista y el nombramiento de otros afines al Bukelismo. Empero, se negó a condenarlo y apeló a la no intervención en la soberanía y en que el gobierno salvadoreño tenga sabiduría para manejar sus asuntos internos.

Hasta el momento, China es el único país que se ha pronunciado por los hechos ocurridos en El Salvador sin condenar la actuación de la Asamblea oficialista. Lo anterior entra en la línea de las últimas semanas, en las que la relación entre asiáticos y centroamericanos parece fortalecerse, al mismo tiempo que el gobierno de Bukele enfría su relación con Estados Unidos.

En las últimas semanas, LA PRENSA GRÁFICA ha conversado con tres expertos en Relaciones Internacionales para intentar explicar dicha relación. Manuel Flores, exdiputado; Rubén Zamora, exembajador; y Napoleón Campos, experto en Relaciones Internacionales, coincidieron en señalar que la relación El Salvador-China no depende de Bukele, sino de la que ya poseen los chinos con Estados Unidos como socios comerciales.

¿Porqué? Según Flores porque, a casi dos años de haber asumido el poder, Bukele ni siquiera ha nombrado embajador en China. Flores recalcó que tan pronto como relacionarse con El Salvador pueda generarle problemas en su relación comercial con EUA, los chinos tomarán otra decisión.

Similar valoración hizo Zamora. "China sí pudiera tener algún interés en tenernos ahí para crearle, dijeramos, una piedrita en el zapato, pero el día que EUA se ponga molesto y empiece a plantear veamos la relación de China", comentó.

Campos, por su parte, apuntó que no ve una dirección definida de qué quiere Bukele con China: "China podrá hacer un puente, alguna obra, tres, cinco proyectos, pero eso no lo convierte en una relación estratégica".

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines