Lo más visto

Ciberataque a LPG queda en impunidad

Los jueces que conocieron el caso absolvieron a cinco acusados y ponen en la mira a una sexta persona. El acusador privado, Arístides Perla, señaló que se obviaron pruebas importantes presentadas.
Enlace copiado
Ciberataque a LPG queda en impunidad

Ciberataque a LPG queda en impunidad

Enlace copiado

El Tribunal de Sentencia de Santa Tecla emitió ayer una contradictoria resolución en el caso de los ciberataques a LA PRENSA GRÁFICA, en donde, por un lado, absolvió a cinco imputados, pero por otro, determinó que hubo una sexta persona que cometió delito y que no fue procesada.

 

Los absueltos son José Carlos Navarro Martínez, Mayra Morán Lemus, Andrés Ricardo Ortiz Lara, Óscar Alejandro Domínguez Ruiz y Sofía Medina, gerente de Comunicaciones de la Alcaldía de San Salvador. Son acusados por la Fiscalía General de la República (FGR) de planear y ejecutar un ciberataque contra LA PRENSA GRÁFICA, en julio de 2015.

“No se logró determinar que los cinco acusados escribieron las noticias. El perito no los señaló. El experto concluyó que una sexta persona fue quien escribió las notas”. 
juez presidente, Tribunal de Sentencia

Se les adjudicaban los delitos de falsedad material, violación de derechos de autor, violación de distintivos comerciales y agrupaciones ilícitas, tras la clonación del sitio web de este rotativo. El tribunal decidió absolverlos de cargos porque consideró que la Fiscalía y los acusadores particulares no presentaron suficientes pruebas en contra de ellos.

Para el abogado querellante, Arístides Perla, los jueces obviaron la integralidad de la prueba, y se estará a la espera de la sentencia por escrito que el tribunal ha programado entregar el próximo 22 de diciembre, para poder entender cómo los jueces valoran la exoneración de los imputados marginando pruebas como el informe del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

El tribunal determinó que el delito de violación de distintivos comerciales no procede, porque el sitio www.iaprensagrafica.com no es falso, ya que lo compró Morán con su tarjeta de crédito a una compañía estadounidense. Además, según los jueces, no plagió el nombre del sitio web de este rotativo. “Esa compañía no vende sitios falsos. No es falso porque existe, no como lo expuso la Fiscalía en el juicio, el nombre”, dijo el juez.

 

Sin embargo, los jueces no explicaron cómo, pese a comprobarse que la compra de los sitios fue hecha por los imputados, no valoraron que los sitios fueron utilizados para insertar las noticias falsas para hacerlas pasar como material de LA PRENSA GRÁFICA.

“El tribunal reconoció que hay una sexta persona que no está siendo procesada y es quien había hecho el documento falso”. 
Arístides Perla, querellante

En lugar de ello, sostuvo, se insistió que la violación ocurrió porque utilizaron el nombre de este rotativo en la URL del sitio web de Mayra Morán. “No se puede comparar el signo comercial de LPG con el nombre del sitio web. Se debió buscar otros elementos, pero no con el nombre de URL”, dijo el juez.

El tribunal también señaló que no se pudo probar pérdidas económicas a causa de los ataques cibernéticos.

Entre la prueba que desfiló durante los ochos días de juicio está la declaración de un perito de informática que analizó computadoras y celulares que fueron incautados el 11 de noviembre de 2015, en las oficinas de Blue Group, donde trabajaban cuatro de los procesados. Mientras que por el delito de violación de derechos de autor, el tribunal determinó que la perito del CNR dijo en el juicio que no podía afirmar si los acusados cometieron este delito, porque la FGR entregó una fotocopia del sitio web de Mayra Morán, en donde aparecía el logo de LA PRENSA GRÁFICA. De hecho, el tribunal dijo que la parte acusadora tampoco presentó elementos que señalaran cuántos usuarios ingresaron al sitio de Morán.

Los jueces no valoraron toda la información encontrada en los equipos decomisados a los imputados en donde se revelaban conversaciones sobre la planificación y ejecución del ciberataque.

En el juicio se incorporaron tres documentos que la Fiscalía solicitó al Departamento de Justicia de Estados Unidos, en los que se reveló que Morán y Ortiz Lara compraron, además del sitio en referencia, otro más con la dirección www.laprensagraifca.com y que pagaron para que sus identidades se mantuvieran ocultas. Pero el tribunal no hizo referencia sobre esta prueba que, según FGR, vincula de forma directa a Ortiz Lara y a Morán.

El juez reconoció que existió el delito de falsedad material porque se publicó contenido falso en un sitio clon de este rotativo. Ese delito, de acuerdo con el juzgador, fue cometido por una “sexta persona” que no fue acusada en el proceso que conoció el Tribunal de Sentencia de Santa Tecla.

Esta es una de las partes más contradictorias de la valoración de los jueces, ya que establecen con las mismas pruebas que una sexta persona ha cometido un delito, pero dejan de lado a los imputados que según las pruebas son los que ejecutaron las órdenes de esa persona, a la que los jueces de Sentencia denominan la “sexta persona”, y que en los peritajes informáticos es claramente señalada como el contacto Nayib Bukele. Los jueces de instancias previas a este tribunal sí vieron con solidez y validez los peritajes para comprobar la falsedad material, así como el delito de asociaciones ilícitas.

Lee también

Comentarios