Lo más visto

Cierre de calles por evento presidencial colapsó tráfico

El Gobierno decidió hacer la inauguración del año lectivo 2018 en el CIFCO, para lo que cerró todas las calles de acceso al lugar.
Enlace copiado
Colapso. El bulevar Monseñor Romero estuvo a su máxima capacidad debido al cierre de calles alrededor del CIFCO.  Foto de LA PRENSA/Éricka Chávez

Colapso. El bulevar Monseñor Romero estuvo a su máxima capacidad debido al cierre de calles alrededor del CIFCO. Foto de LA PRENSA/Éricka Chávez

Enlace copiado

Al ya caótico tránsito matutino de un lunes en San Salvador se sumó el cierre de todas las calles de acceso al Centro Internacional de Ferias y Convenciones (CIFCO), debido a que el gobierno central decidió realizar el acto de inauguración del año escolar 2018 en ese lugar.

Desde muy temprano, la Policía Nacional Civil (PNC) instaló las barricadas en la alameda Manuel Enrique Araujo y el tráfico que iba en dirección al occidente fue desviado por la calle Las Mercedes, de la colonia San Francisco, donde los automovilistas tuvieron que buscar alternativas para llegar al ya saturado bulevar de Los Próceres. Incluso el bulevar Monseñor Romero estuvo colapsado toda la mañana.

“El tráfico el día que comienza el año lectivo se complica mucho y ese es el tema que hemos tenido”. 
Eugenio Chicas, secretario de Comunicaciones de la Presidencia

La incorporación de la carretera Panamericana hacia la alameda Araujo también fue bloqueada, lo que envió todos los vehículos también al bulevar Los Próceres. Muchas personas tuvieron que bajar de las unidades de transporte colectivo y cruzar a pie el tramo de la alameda que estaba cerrado. “Por gusto todo este desmadre”, dijo un peatón evidentemente molesto por la congestión vehicular de ayer.

La otra alternativa utilizada por los automovilistas y el transporte público fue subir de la alameda Enrique Araujo por la calle Loma Linda hacia el bulevar Sergio Viera de Mello, al redondel Italia y seguir por el bulevar del Hipódromo, la avenida La Capilla y avenida El Espino para incorporarse a la Panamericana rumbo a Santa Tecla. Por lo anterior, el tráfico en la colonia San Benito se vio significativamente incrementado.

Muchos usuarios se molestaron porque no hubo notificación previa del cierre de las vías, lo que generó retrasos. Incluso, gremiales de docentes tenían previsto hacer una protesta en la Plaza de las Banderas del CIFCO, pero la modificaron ante el bloqueo de las calles (ver nota aparte).

Para el secretario de Comunicaciones de la Presidencia, Eugenio Chicas, el inicio de clases implica el incremento de la carga vehicular. “Por lo tanto, de este inicio todos los salvadoreños debemos de tomar en cuenta el poder iniciar con antelación el transporte para nuestras actividades cotidianas”, dijo.

“Declarar a nuestro país libre de analfabetismo tiene que ser otro gran motivo de unidad”. 
Salvador Sánchez Cerén, presidente de la república

Justificó el bloqueo de las vías de forma temporal “porque obviamente un evento de esta naturaleza es relevante”, y dijo que las autoridades de Tránsito Terrestre son las responsables de informar de las motivaciones del cierre. Agregó que el mismo escenario y logística se utilizarán hoy para el acto de conmemoración de la firma de los Acuerdos de Paz.

Las autoridades educativas esperan que la matrícula del sector público ronde 1.3 millones de estudiantes en 2018; el primer dato consolidado estaría listo a final de este mes.

Uno de los cambios para este año escolar es el inicio de la implementación de la asignatura de Moral, Urbanidad y Cívica. Mientras que en el paquete escolar se incluirá un libro de texto de Matemática para los estudiantes de tercer ciclo de básica.

“A lo largo del año vamos a tener todos los libros de texto de Matemática desde primer grado hasta último año de bachillerato”, afirmó Canjura.

También ha sido incluido un uniforme para los estudiantes del Bachillerato Agrícola. El MINED todavía mantiene una deuda de $3 millones del segundo uniforme de 2017. La semana pasada habría recibido una transferencia de $1 millón y espera que el Ministerio de Hacienda pronto transfiera el resto.

Alfabetización

En el acto de inauguración del año escolar, el presidente de la república, Salvador Sánchez Cerén, reiteró que la meta será declarar al país libre de analfabetismo en 2018.

“Es significativo lo que hemos logrado con el Programa Nacional de Alfabetización, reducir cerca del 8 % el índice de analfabetismo en el país, al enseñar a leer y escribir a más de 330,000 personas”, expresó el mandatario.

“La apuesta en ese caso es alfabetizar a 360,000 salvadoreños que están esa condición”, dijo el ministro de Educación, Carlos Canjura. Buscarán que 100,000 alfabetizadores voluntarios se sumen al programa y comenzar a hacer declaratorias de departamentos. A la fecha, 86 territorios están libres de analfabetismo.

Deserción escolar

Sobre la deserción escolar de 2017, Canjura dijo que fue menos de 39,000 estudiantes. “Claro, es un número alto, se trata de niños y jóvenes que dejan la escuela; pero quiero destacar que año con año venimos reduciendo esa cantidad”, expresó.

El ministro alegó que las causas son diversas, como la migración hacia Estados Unidos, los problemas por inseguridad en algunos municipios y problemas de carácter económico. “Pero sin duda el factor más golpeante para el sistema educativo es el tema de seguridad”, reconoció.

En su discurso, el mandatario dijo que “22,800 jóvenes pudieron continuar sus estudios a través de la modalidad de Educación Flexible” y la Universidad en Línea; y destacó que los bachilleres de institutos públicos podrán estudiar en la Universidad de El Salvador sin costo.

Sánchez Cerén afirmó que en tres años han sido entregadas 47,000 computadoras a 1,154 centros escolares. Y este año entregarán 3,616 equipos en el programa “Un niño, una niña, una computadora”, para beneficiar a 20,000 estudiantes de zonas rurales.

$70
 millones anuales destina el Gobierno para la entrega del paquete escolar.

 

Lee también

Comentarios