Clasifican hidrantes de San Miguel para identificar los buenos

Solo cinco aparatos tienen la suficiente presión para ser usados. La mayoría está con deficiencia.
Enlace copiado
Clasifican hidrantes de San Miguel para identificar los buenos

Clasifican hidrantes de San Miguel para identificar los buenos

Enlace copiado
De tres diferentes colores han sido marcados 55 hidrantes que están diseminados en la ciudad de San Miguel, luego de que elementos del Cuerpo de Bomberos de El Salvador revisaron el estado de cada uno.

Para ello, un equipo de bomberos recorrió las calles de la ciudad y comprobó si los hidrantes estaban completos y si tenían suficiente presión de agua para ser utilizados en caso de tener que sofocar incendios.

Orlando Vásquez, bombero migueleño, explicó que luego de verificar las condiciones de los aparatos les colocaron pintura para identificarlos.

“Estamos utilizando verde para los que tienen una buena presión, amarillo para los que están buenos, pero que no tienen presión, o a lo mejor tienen agua pero la presión no es adecuada; y negro para los que no sirven”, indicó el socorrista.

Luego de revisar 55 de los hidrantes de la ciudad, los bomberos determinaron que solo cinco de los aparatos cumplen con los requisitos necesarios para poder ser utilizados en caso de un incendio, ya sea para llenar los camiones cisternas o para conectar las mangueras que tiran agua a presión.

“Uno de los hidrantes que sirve está ubicado en la colonia Chaparrastique, otro en la colonia Ciudad Jardín, otro en la colonia Molino y dos más sobre la Avenida Roosevelt”, agregó el bombero.

También aseveró que la inspección de los hidrantes comenzó en enero y que están a punto de finalizarla, pues ya recorrieron la zona céntrica de la Perla de Oriente y sus principales barrios y colonias.

Vásquez dijo que aún falta verificar en algunas colonias ubicadas en la periferia de la ciudad, para medir el grado de presión que tienen los hidrantes de estos lugares.

El mal estado o funcionamiento de estos aparatos se convierte en uno de los obstáculos que enfrentan los bomberos para atender emergencias. En algunas ocasiones el agua se agota rápidamente o no existe la presión adecuada para que los socorristas realicen su labor adecuadamente, lo que genera mayores pérdidas materiales por el avance de las llamas.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter