Lo más visto

Más de El Salvador

Clausurarán penal de Cojutepeque por vulnerable

Investigación interna de Centros Penales y Fiscalía detectó a una estructura que ingresa ilícitos al penal con la complicidad de los custodios y sus jefes; 17 empleados del penal han sido suspendidos.
Enlace copiado
Incautaciones.  Entre los objetos incautados en requisas hay televisores, celulares y marihuana.

Incautaciones. Entre los objetos incautados en requisas hay televisores, celulares y marihuana.

Estructura.  El director general de Centros Penales reveló una investigación que señala que afuera del penal opera una estructura que trafica ilícitos hacia el interior con la complicidad de los custodios y sus jefes.

Estructura. El director general de Centros Penales reveló una investigación que señala que afuera del penal opera una estructura que trafica ilícitos hacia el interior con la complicidad de los custodios y sus jefes.

Clausurarán penal de Cojutepeque por vulnerable

Clausurarán penal de Cojutepeque por vulnerable

Enlace copiado
El centro penal de Cojutepeque, Cuscatlán, será clausurado en los próximos meses por su vulnerabilidad al estar en medio de la ciudad de ese municipio. Esa vulnerabilidad permitió que una estructura criminal hiciera alianzas con el director, subdirector, custodios y empleados de la tienda institucional del penal para continuar introduciendo objetos ilícitos aun después de que el penal fue declarado en estado de emergencia desde el 29 de marzo. Así lo detalló ayer el director general de Centros Penales, Rodil Hernández, a LA PRENSA GRÁFICA.

“Tenemos definitivamente un problema en el penal de Cojutepeque y lo reconocemos, quiero decir que desde la dirección general hemos abierto una investigación interna para determinar quiénes continúan ingresando ilícitos al penal, por esa investigación ya suspendí al director, subdirector y custodios del penal y dos trabajadores de la tienda institucional, pero no solo ellos ingresaban ilícitos, hemos detectado a una estructura”, dijo Hernández.

El director aseguró que sobre esta estructura ya “hay mucha información que obviamente no puede ser compartida en este momento”. La investigación, según Hernández, se está realizando en coordinación con la Fiscalía General de la República (FGR).

“Ya hay una investigación penal con el direccionamiento de la Fiscalía para encontrar a los que introducen objetos ilícitos, porque no son solo los custodios, es toda una estructura”, dijo.

De acuerdo con Hernández, la estructura que ingresa objetos ilícitos al penal utiliza un portal comercial, que está ubicado a la par del sector tres del penal. En ese portal permanece una gran cantidad de comerciantes y compradores, entre los que se mezclan las personas que introducen los objetos ilícitos. Entre esos ilícitos está un panel solar que daba energía a los internos, cientos de celulares, miles de porciones de marihuana y accesorios para los celulares.

“En el sector tres siempre se encuentran más ilícitos cada vez que las requisas se realizan, eso es porque el portal comercial que está contiguo a ese sector facilita la introducción de objetos ilícitos, en ese portal pasan muchas personas”, dijo el director.

Las personas de esta estructura han continuado introduciendo los objetos ilícitos al penal después de la declaratoria de estado de emergencia con la complicidad de los custodios y del director y subdirector del penal, que en teoría deberían tener un mayor control del centro penitenciario y evitar que circulen entre los internos más objetos ilícitos, porque las visitas han sido suspendidas desde hace dos meses.

La Fiscalía, por su parte, informó que desde el 25 de mayo abrió un expediente de investigación para determinar quiénes y de qué forma continúan cometiendo el delito de tráfico de objetos prohibidos en el penal de Cojutepeque, que ha sido la prisión con más problemas desde la implementación de medidas extraordinarias.

El director Hernández también atribuyó la vulnerabilidad del centro penal a su ubicación.

“El penal está mal ubicado, hay que hacer una remodelación de su infraestructura porque está en medio de la ciudad, a la par de una alcaldía donde entra y sale mucha gente, a la par del comercio y de centros de estudio, pero lo más probable es que esto vaya más allá de la remodelación de la infraestructura y se clausure por completo el penal”, dijo.

A partir de los problemas que la Dirección General de Centros Penales ha enfrentado en Cojutepeque, según Hernández, se ha trazado como una de las apuestas, a mediano plazo, el traslado de los recintos penitenciarios que están en las ciudades hacia zonas más aisladas, para evitar que estructuras utilicen los comercios u otros tipos de locales para introducir objetos ilícitos o hacer alianzas con los custodios.

El hacinamiento es otra de las razones por las que el centro penal de Cojutepeque es vulnerable. En este hay una capacidad máxima de 300 internos, pero actualmente tiene más de 1,200. De hecho, el recinto fue construido inicialmente para la Fuerza Armada como parte de sus cuarteles, luego fue medianamente remodelado para convertirse en una cárcel.

Hernández también dijo que todavía se está estudiando dónde y cómo serán reubicados los internos que permanecen en el penal de Cojutepeque, cuando finalmente sea clausurado.

Inicia traslado de reos de bartolinas

El director Hernández también anunció ayer que para cumplir con la resolución de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), que declaró inconstitucional el hacinamiento en bartolinas, ya comenzaron a efectuarse los traslados.

“Esta semana inició el proceso de ingreso de 2,000 reos, que están en las bartolinas de la PNC hacia los penales”, dijo Hernández.

Tags:

Lee también

Comentarios