Clínicas móviles comenzarían a visitar comunidades en junio

Los buses llegarán a las zonas rurales los fines de semana, y de lunes a viernes se desplazarán a barrios y colonias urbanos.
Enlace copiado
Enlace copiado
Dos clínicas móviles, que serán acondicionadas para funcionar dentro de autobuses, comenzarán a llevar atención en salud básica y preventiva a los habitantes de cantones y caseríos del municipio de San Miguel, a partir de junio próximo.

Para garantizar que este proyecto se lleve a cabo, la comuna migueleña y la Fundación Pro Desarrollo y Solidaridad (FUNPRODES) firmaron un convenio de cooperación con el cual ambas instituciones se comprometieron a aportar diferentes cantidades de dinero y otros recursos que incluyen medicamentos, aparatos y otros insumos.

Miguel Pereira, alcalde migueleño, explicó que cada bus contará con su propio personal y estará equipado para brindar consultas de medicina general, atención de salud bucal y realización de exámenes de laboratorio.

“Además de la consulta médica, vamos a tener el tema odontológico, también de laboratorios móviles para permitir acercar más espacios de salud a la población migueleña”, dijo Pereira, y agregó que en los buses viajará un equipo de seis personas –entre personal médico, enfermeras y de laboratorio–, que brindará consultas generales, limpiezas dentales, extracción y reparación de piezas dentales y realización de exámenes de sangre, orina y heces.

“Lo que estamos haciendo es buscando aliados y FUNPRODES se ha convertido en una fundación aliada de la municipalidad y de los migueleños”, indicó el alcalde, y agregó que el convenio de cooperación forma parte del proyecto Salud para Todos, que desarrolla la comuna.

El presidente de FUNPRODES, Jorge Rodríguez, explicó que cada unidad ha sido diseñada para convertirla en clínica totalmente equipada, en un espacio de 3 x 3 metros, donde se atenderá a los pacientes como en un consultorio médico.

“Estas unidades han sido diseñadas de tal forma que se pueda transportar el equipo y el personal para poder llegar a los cantones y los caseríos. Cuentan con aire acondicionado, con tres clínicas, que van a tener sus servicios de agua potable, sus drenajes de aguas servidas, su aire comprimido para los equipos odontológicos y una generadora de electricidad de 11 kilovatios”, indicó.

Rodríguez agregó que el proyecto tiene un costo que sobrepasa los $360,000, de los cuales la comuna da una contrapartida de $130,000.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter