Lo más visto

Coatepeque se ha colorado turquesa ocho veces y la causa aún inquieta a los científicos

El MARN ha identificado cianobacterias que atrapan un material particulado que refleja el turquesa del lago, pero no han descubierto de dónde viene ese material, ni si los compuestos generados por las cianobacterias que mueren son dañinos para los habitantes del lago de Coatepeque.

Enlace copiado
Fotografía tomada en 2015 de la coloración turquesa del lago de Coatepeque. Foto de LA PRENSA/Archivo

Fotografía tomada en 2015 de la coloración turquesa del lago de Coatepeque. Foto de LA PRENSA/Archivo

Enlace copiado

El lago de Coatepeque mantiene el color turquesa que adquirió hace unas dos semanas, como ha ocurrido de manera consecutiva desde el año 2015, y por octava vez en la historia reciente, según los registros del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN).

La primera vez que se registró el fenómeno fue hace 36 años, en 1982. Volvió a ocurrir 15 años después, en 1997; luego, casi una década más tarde, en 2006; y a los seis años, en 2012.

Lanchas permanecen ancladas en el lago de Coatepeque, que por cuarto año consecutivo y octavo en la historia reciente, se ha colorado turquesa. Foto de LA PRENSA/Melvin Rivas

El MARN ha determinado que el promedio de cada coloración que se manifiesta en el lago dura unas tres semanas.

Expertos de la institución han identificado cianobacterias del género Microcystis que “contrario a otras especies, son esféricas y forman agregados celulares” que “les permite atrapar un material particulado que refleja tonalidad turquesa y cuando éstas mueren, las células liberan la pigmentación que se hace soluble en el agua”.

A pesar que esta parte la tienen clara, siguen sin saber de dónde proviene ese material particulado que genera el color turquesa.

Fotografía de la coloración del lago de Coatepeque en 2016. Foto de LA PRENSA/Melvin Rivas/Archivo

En el evento de este año, el MARN ha tomado muestras de doce puntos del lago y aún no saben si los compuestos generados por las cianobacterias que mueren son dañinos para la salud de los habitantes, por lo que piden abstenerse de consumir agua del Coatepeque.

El MARN explicó que la coloración turquesa no ha alcanzado los lugares del lago que tienen barreras biológicas, pero sí han comprobado que la vegetación que ha tenido el contacto permanente con el material particulado en cuestión se ha secado.

Fotografía tomada durante el fenómeno registrado en 2016. Foto de LA PRENSA/Melvin Rivas

Entre las hipótesis que manejan sobre las causas del fenómeno, se encuentra que es por parte de los compuestos que provienen de depósitos de erupciones volcánicas pasadas del volcán de Santa Ana, y que “las lluvias fuertes propias de la época estarían arrastrando las cenizas retenidas de la última erupción del volcán de Santa Ana hacia el lago”.

A eso también agregan que puede ser producto de los químicos usados en las parcelas agrícolas y aguas residuales de los ranchos y quintas, que aumentan la disponibilidad de alimentos para las cianobacterias.    

Sin embargo, el origen de la coloración aún no ha sido descubierta y el mismo MARN reconoce que “la causa del fenómeno inquieta a los científicos”.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines