Lo más visto

Combatir violencia contra las mujeres, todavía un reto en el Triángulo Norte C. A.

ONU Mujeres señala que en la región latinoamericana hay 15 países que han aprobado leyes de tipificación de feminicidios y algunos avances en reducir los niveles de impunidad.

Enlace copiado
Aunque hay avances  en cuanto a la protección de las mujeres, los hechos violentos se mantienen no solo en el país, sino también en la región. ONU Mujeres advierte que se mantienen las agresiones.

Aunque hay avances en cuanto a la protección de las mujeres, los hechos violentos se mantienen no solo en el país, sino también en la región. ONU Mujeres advierte que se mantienen las agresiones.

Enlace copiado

La violencia feminicida en los países del Triángulo Norte de Centroamérica ha aumentado y está relacionada con la violencia social de manera general, mientras que en la región el aumento o disminución tiene diferentes factores, comentó Luiza Carvalho, directora regional de ONU Mujeres para América Latina y el Caribe.

"En los tres países del Triángulo Norte vemos un aumento. Vemos una pequeña reducción en Guatemala y que está fuertemente atribuida a implementación de los sistemas de los tribunales especializados, que fue una de las medidas que fue adoptada en El Salvador, y que esperamos ya para el próximo año podamos sentir resultados muy fuertes", dijo en una entrevista con LA PRENSA GRÁFICA.

Agrega que los tribunales especializados son fundamentales y que la idea es acelerar la respuesta. "Uno de los países que redujo el feminicidio fue Costa Rica, y uno de los motivos porque redujo el feminicidio fue porque también definió fechas de respuesta para la justicia. Hubo una reducción fuerte de más de 50 % cuando el sistema de justicia definió que todos los casos de muertes de mujeres iban a ser examinados como feminicidio y que no tenía más de 11 meses para determinar la sentencia", añadió.

Aunque indicó que el mensaje no es solo judicializar los casos, sino también prevenir la violencia, "son mensajes fuertes que los Estados pueden enviar" y eso genera resultados positivos.

También es un mecanismo para combatir la impunidad en los casos de feminicidios. En el caso de Uruguay, tomaron medidas más de prevención e integraron las bases de datos de la Policía, del sistema de justicia e incluso de salud. "Todas las entradas, los servicios que las mujeres podían buscar les permitieron prevenir, o sea, cuando ellos empezaron a observar que la mujer era sostenidamente afectada por la violencia y el agresor muchas veces era el mismo, entonces ellos podían actuar con mucha más frecuencia", expresó.

En octubre de 2017, una mujer residente de Guazapa fue asesinada frente a sus hijos por su compañero de vida, cuando se dirigía justamente hacia la Policía a denunciar que era víctima de violencia. El hecho sucedió en Apopa.

Ante situaciones como esta, destaca que es importante acercar los servicios a las mujeres. "Debería tener un servicio más focalizado, más referenciado donde están las poblaciones más afectadas para que la pueda recoger inmediatamente este servicio o que ella pueda tener un servicio de monitoreo de lo que está pasando de la situación misma de la violencia", agregó la directora de ONU Mujeres.

Recordó que existen niveles de violencia en los que es posible actuar para prevenir que esta llegue hasta el feminicidio. Indicó que la Iniciativa lanzada por otras agencias de Naciones Unidas llamada "Spotlight", tendrá una respuesta referenciada en San Salvador, San Miguel y San Martín.

Y parte del trabajo tiene que ver con fortalecer a las instituciones y a las comunidades. "Porque sabemos que las comunidades son las primeras en responder, en la vecina, en la familia; entonces las comunidades tienen que sentirse fuertes. Y evitar y abandonar esta idea de que es ‘normal’ que la mujer tiene que pasar por eso, no es normal", enfatizó.

Además, muchos de los casos de violencia se relacionan con la ingesta de alcohol y con los lugares que están más alejados de los servicios del Estado.

Impulso a la paridad

Avanzar en el cumplimiento de los marcos jurídicos que garanticen la igualdad y equidad para las mujeres también es parte del trabajo que tienen que hacer los países, como lograr la paridad en los puestos de decisión.

El Salvador tiene legislada la cuota del 30 % de cargos públicos ocupados por mujeres; pero no siempre se cumple en puestos propietarios. "La cuota funciona cuando es para escaños, no solo para nombramientos", señaló.

Comentó que esa fue una propuesta que nació en la región latinoamericana en los años noventa. "Pero ella no debe ser una cuota de indicaciones, porque nosotros sabemos que la mujer y los hombres entran en política de forma completamente diferenciada", dijo.

En el caso de las mujeres, tienen apoyo de organizaciones locales. "Muchas veces la mayoría de los hombres viene ya de una tradición de política familiar o de grupos, de élites", afirmó.

En este sentido, serían los partidos políticos los responsables de promocionar a las mujeres para los cargos de elección. Además de aprobar leyes en el sentido de que las cuotas sean en los escaños y lograr la paridad (50/50). En la región los países que ya hicieron estos cambios son México, Bolivia, Costa Rica, Cuba y Argentina.

"Tenemos estudios que cuando la mujer participa en la política tiene un perfil de voto muy vinculado a bienes públicos, servicios públicos, agua, educación, salud y medio ambiente", aseguró.

El sector privado de grandes corporaciones está abriendo mayores espacios para las mujeres en puestos de decisión, y esto resulta en mayores niveles de productividad y de rentabilidad.

No obstante, aún falta trabajar en proyectos para alcanzar la meta de la Agenda 2030.

Tags:

Lee también

Comentarios