Lo más visto

Más de El Salvador

Combustible para los directivos del congreso supera al que usan cuerpos de socorro

Un diputado de la junta directiva del congreso recibe al mes 134 galones de combustible por dos carros asignados, cuando lo que necesita para operar por mes una ambulancia de la Cruz Roja, máximo, son 100 galones de combustible.
Enlace copiado
Combustible para los directivos del congreso    supera al que usan cuerpos de socorro

Combustible para los directivos del congreso supera al que usan cuerpos de socorro

Combustible para los directivos del congreso    supera al que usan cuerpos de socorro

Combustible para los directivos del congreso supera al que usan cuerpos de socorro

Enlace copiado
La Asamblea Legislativa contrató, para 2016, una emisión de vales de combustible de $10 y $5 por un total de $347,575 para los vehículos de los diputados de la junta directiva, para jefes de los grupos parlamentarios, para las gerencias que tienen asignados vehículos y para los vehículos de las oficinas departamentales.

Estos vales de combustible, según los datos que brindó el diputado directivo encargado del transporte en la Asamblea Legislativa, Serafín Orantes, del PCN, se distribuyen de manera que a un diputado de la junta directiva le corresponden 67 galones por mes de combustible para uno de sus dos vehículos que se le asignan. Esto quiere decir que mensualmente los directivos del parlamento tienen 134 galones de los que pueden disponer para sus dos vehículos.

Estos 134 galones mensuales por cada diputado directivo superan lo que necesita para operar una unidad de los cuerpos de socorro de El Salvador, entre los que se incluye la Cruz Roja Salvadoreña, la Cruz Verde, los Comandos de Salvamento y los Camilleros de El Salvador. Estas instituciones no funcionan con presupuesto del Estado, es decir, fondos públicos, y para obtener recursos para combustible, equipos y otros implementos para sus labores recurren, entre otras actividades, a pedir dinero en las calles.

En el caso de la Cruz Roja Salvadoreña, una unidad necesita al mes entre 75 y 100 galones de combustible. Según la unidad de comunicaciones de la institución, la Cruz Roja cuenta con cuatro unidades para las temporadas bajas y 12 unidades más para altas. Los directivos del congreso tienen disponibles hasta 134 galones para dos vehículos.

La Cruz Verde Salvadoreña, como lo explica Óscar Meléndez, miembro de la sección Santa Anita, en San Salvador, destina al mes entre 80 y 90 galones de combustible por cada una de las siete unidades de socorro de las que dispone, es decir, alrededor de 50 galones menos de los que usa un directivo del congreso, de forma gratuita, para sus vehículos.

El vocero de Comandos de Salvamento, Carlos Fuentes, asegura que la institución utiliza entre 75 y 80 galones, cada mes, por unidad, para prestar servicio de socorro sin costo para las víctimas. Comandos de Salvamento cuenta con 22 unidades de servicio.

Mientras que Giovanni Hernández, director de operaciones de Camilleros de El Salvador, indica que cada unidad de las cinco con las que cuenta la institución opera con 100 galones de combustible mensualmente, para atender emergencias.

Ninguna unidad de los cuerpos de socorro mencionados, que atienden emergencias y son de servicio directo para la población, gasta en combustible lo que usa un diputado directivo del congreso para dos vehículos asignados.

Los 134 galones de combustible disponibles para directivos parlamentarios son superados solamente por vehículos patrulla de la Policía Nacional Civil.

En el caso de la PNC, su flota vehicular se distribuye en al menos 17 áreas: vehículos del Sistema 911, vehículos patrullas, vehículos para uso en investigaciones, vehículos civiles (utilizados por algunas divisiones, delegaciones y unidades), vehículos de región y de las delegaciones de oriente, vehículos para la dirección y las subdirecciones, motos patrulla de 150, 185, 200 y 250 centímetros cúbicos, así como motos patrulla de 750 centímetros cúbicos y motos para uso administrativo de 150 y 185 centímetros cúbicos. También cuenta con una flota de jetskys, cuadrimotos, lanchas e incluye los vehículos para la Inspectoría General, vehículos de uso administrativo, microbuses, ambulancias y talleres móviles.

Por último, la PNC cuenta en con vehículos de carga como una flota pesada de camiones, además de autobuses para transporte de personal como las unidades en que se traslada la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO) y hasta grúas.

Un vehículo patrulla de la PNC requiere al mes de alrededor de 163 galones de combustible, según lo enmarca el “Instructivo para el suministro y control de combustible” de la policía. Estos 163 galones mensuales para una patrulla de la PNC superan por 29 galones a lo que dispone un diputado directivo.

Lee también

Comentarios