El Salvador  / politica ¿Te lo perdiste?

Comerciante dice que demandó en la FGR a Nayib Bukele por hurto

Asegura que más de medio centenar de empleados de la alcaldía llegaron a desalojarlos sin orden judicial; dijeron que “Nayib” los mandó.
Enlace copiado
Desalojo. Según Luis Quintanilla, mas de medio centenar de empleados de la alcaldía, agentes del CAM entre ellos, llegaron a desalojar su negocio sin presentar orden judicial.

Desalojo. Según Luis Quintanilla, mas de medio centenar de empleados de la alcaldía, agentes del CAM entre ellos, llegaron a desalojar su negocio sin presentar orden judicial.

Enlace copiado

En el mirador municipal de San Salvador que está ubicado en la avenida Dr. José Antonio Rodríguez Porth, es decir, subiendo desde la autopista al aeropuerto, se había establecido un furgón que vendía comida. Luis Quintanilla es uno de los dueños. El martes llegaron más de medio centenar de empleados de la Alcaldía Municipal de San Salvador, dentro de los cuales había miembros del Cuerpo de Agentes Metropolitanos (CAM), a desalojarlos.

Quintanilla criticó que Bukele tome represalias con ciudadanos cuando en su gestión pierde apoyo de aliados, en este caso del PSP, representado en el concejo municipal por Rodolfo Pérez, quien se opuso a unas iniciativas que propuso el alcalde.

“Tengo entendido que el capitán Rodolfo Pérez Valladares no le dio los votos, y como Nayib le dio permiso de boca a él para que yo tuviera el puestecito y le dijo que sí”, dijo el comerciante

Quintanilla explicó que durante todo el tiempo que estuvieron con el negocio nunca les colocaron alguna sanción, por lo que el desalojo por el que pasaron los tomó por sorpresa. Comentó que los empleados municipales no presentaron ninguna orden judicial y que claramente les dijeron que eran órdenes del alcalde Nayib Bukele; por esto, acudieron a la Fiscalía General de la República (FGR) para acusarlo por el delito de hurto.

El comerciante relató que un empleado de la unidad jurídica que se identificó como Donald Salazar le entregó una esquela en la que citaban un artículo de una ordenanza municipal y le dijo que las órdenes de desalojarlo las había dado el jefe de comuna.

“Yo tenía dos años de estar allá arriba y nunca, jamás se me notificó de que obstruía calle. Nunca. Llegaban los del CAM y les daba café con pan, chocolate con pan, los atendíamos y nunca me dijeron que yo estaba incurriendo en una situación adversa, en contra de la ley. Cuando pedí que qué es lo que estaba pasando, me entregaron una simple y sencilla esquela. Cuando yo le pregunté a él (Salazar) que por qué estaban haciendo eso, ‘órdenes de arriba’, me dijo. ¿De quién? ‘De Nayib’, me dijo, así de fácil”, declaró Quintanilla a este rotativo.

En la FGR les dijeron a los demandantes que la acusación contra el alcalde procedía porque no se les había presentado ninguna orden judicial y que un desalojo como el que vivieron solo puede realizarse con ese documento.

“El fiscal me dijo: ‘Sí, aquí han actuado mal; nosotros vamos a comenzar el proceso indagatorio y vamos a comenzar a investigar quién dio la orden, por qué la dieron y en qué se basaron. Si usted tenía más de dos años, ¿por qué nunca le notificaron?’”.

 

Ley
En el Código Penal se plantea la definición de hurto y se establece que se impondrá de acuerdo con el valor que tengan los bienes que se hayan hurtado.
 Art.207
El que con ánimo de lucro para sí o para un tercero se apodere de una cosa mueble, total o parcialmente ajena, sustrayéndola de quien la tuviere en su poder, será sancionado con prisión de dos a cinco años, si el valor de la cosa hurtada fuere mayor de 200 colones.

Lee también

Comentarios

Newsletter