Lo más visto

Comercio informal gana más espacio en la ciudad

En los últimos dos años el incremento ronda el 60 %, según las autoridades.
Enlace copiado
Enlace copiado
Leonor de Jesús Cabrera llega cada mañana a los alrededores del mercado de la ciudad de Ahuachapán, procedente de Santa Ana, con una canasta llena de verduras y frutas. Cabrera afirma que la rutina se repite de lunes a sábado y la realiza desde hace tres años.

“Nos vinimos para Ahuachapán porque en Santa Ana los mercados ya están llenos de vendedores ambulantes; además, aquí todavía podemos vender un poco más que allá”, comentó la mujer mientras ofrecía, ayer, sus productos a los transeúntes.

Pero la migración de comerciantes informales, como Cabrera, mantiene preocupadas a las autoridades de la alcaldía municipal de la cabecera departamental de Ahuachapán, que no dudan en señalar que este factor es uno de los principales motivos para que en los últimos años se registre un incremento de ventas ambulantes.

Fuentes cercanas a la municipalidad explicaron que un censo realizado entre el comercio informal a mediados de 2015 arrojó que existían cerca de 1,500 vendedores, de los cuales la mayoría no pertenecían al municipio de Ahuachapán.

“Hemos estimado que desde hace dos años se ha reportado un incremento de 60 % en el sector informal de ventas. Esto en gran medida se debe a que estamos recibiendo a comerciantes que no son de la ciudad, sino de otras partes del occidente del país; me atrevería a decir que es un 40 % el que no reside en la cabecera departamental”, explicó Abel Cabezas, síndico municipal.

Según el funcionario, la mayoría de estos comerciantes se dedican a la venta de frutas y verduras, mientras que otro grupo ofrece ropa y calzado.

Cabezas manifestó que en Ahuachapán existen dos mercados municipales, donde se encuentran alojados más de 1,100 vendedores.

El síndico municipal explicó que hasta el momento han permitido que los vendedores informales utilicen algunas calles de la exterminal de buses y alrededores de los mercados, así como el parque Francisco Menéndez, bajo la condición de no utilizar calles del centro histórico.

Abilio Flores, jefe de la Alcaldía de Ahuachapán, explicó que a diferencia de la pasada administración municipal, se busca la no confrontación con los vendedores, así como respetar el derecho de comercializar los productos, siempre y cuando no infrinjan la ley y las ordenanzas.

“Es preocupante que tengamos un alza de vendedores informales en nuestro municipio, pero estamos claros de que ellos también tienen derecho a generar sus ingresos económicos para sus familias; entonces, hemos llegado a ese acuerdo de respeto mutuo”, comentó el alcalde.

Añadió que existe un plan para carnetizar los comerciantes.

Tags:

Lee también

Comentarios