Lo más visto

Comisión Internacional verifica el cumplimiento de Derechos Humanos en El Salvador

La visita tiene cinco ejes: seguridad ciudadana, memoria, verdad y justicia, personas privadas de libertad, migrantes, derechos de mujeres y de personas LGBTI.

Enlace copiado
Reuniones.  La CIDH se reunirá con autoridades, miembros de la sociedad, sobrevivientes de masacres y privados de libertad.

Reuniones. La CIDH se reunirá con autoridades, miembros de la sociedad, sobrevivientes de masacres y privados de libertad.

Enlace copiado

Verificar el estado de los Derechos Humanos en El Salvador y recomendar acciones para mejorarlos. Esa la misión que tiene la Comisión Internacional de Derechos Humanos (CIDH) en su "visita in loco" a el país que inició ayer y terminará mañana.

La Oficial de Incidencia de CEJIL, Karina Sánchez, explicó que la CIDH no realizaba una visita de ese tipo desde 1987 y que , en esta ocasión, está enfocada en la justicia transicional e impunidad, derechos de las mujeres, movilidad y desplazamiento forzado, violencia contra la población LGBTI y políticas de seguridad pública.

Además, la CIDH se reunirá con privados de libertad, mujeres en libertad tras cumplir condena por aborto y sobrevivientes de masacres cometidas durante el conflicto armado.

"Por una parte se va a lograr visibilizar la situación de derechos humanos en El Salvador, las autoridades se van a ver obligadas a rendir explicaciones respecto a sus actuaciones a la CIDH y la comisión va a realizar un informe con recomendaciones", explicó Sánchez.

Una de las primeras reuniones ocurrió ayer y fue con los titulares de la Seguridad Pública: el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Rogelio Rivas; y el director de la Policía Nacional Civil (PNC), Mauricio Arriaza Chicas. Ambos expusieron que los e homicidios en el país tiene una media de 6.5 diarios durante este año.

David Ortiz, miembro de la FESPAD, dijo que expondrían a la CIDH que El Salvador debería de abordar la seguridad pública con la sociedad civil; combatir el uso excesivo de la fuerza, y evitar la militarización; pues decapitaliza a la PNC. Agregó buscan la reinserción y educación para privados de libertad.

El subdirector del IDHUCA, Manuel Escalante, lamentó que el presidente de la república, Nayib Bukele, no se encontrara en el país para recibir a la comisión internacional y esperó que las pláticas comerciales que realiza al "otro lado del mundo" tuvieran al centro los derechos humanos.

"Le vamos a advertir a la comisión el necesario acompañamiento de su parte para que la Asamblea Legislativa cumpla con su cometido en crear una ley de reconciliación nacional que responda los parámetros de la justicia transicional", dijo Escalante.

El subdirector del IDHUCA agregó que les advertirá a la comisión lo que según ellos son las deudas que tiene el Estado con las víctimas: falta de una formación especializada de jueces en justicia transicional, negación del acceso a los archivos militares, y el poco presupuesto para víctimas del conflicto para el 2020.

Morena Herrera, de la Colectiva Feminista para el Desarrollo Local, dijo que la comisión debe verificar que El Salvador es uno de los países con tasa más alta de feminicidios en el mundo, mismo que se relaciona con la poca condena a los feminicidas. También, según Herrera, debe darse cuenta de la "violencia del Estado" con la penalización "absoluta del aborto y sus consecuencias" y el cierre de las entidades que trabajaban en pro de las mujeres en El Salvador.

La directora de Concavis Trans, Bianca Rodríguez, dijo que a "la comisión se le va a presentar esa pieza y un informe de las violaciones a derechos humanos del movimiento LGBTI y que el Estado aún no hace nada".

Johanna Ramírez, del Servicio Social Pasionista, mostró su preocupación sobre el tratamiento que da el Estado a las víctimas del desplazamiento forzado interno y que la firma de los acuerdos de país con Estados Unidos, donde "se está disfrazando que no es un acuerdo de tercer país seguro", pero que tiene "los elementos y características necesarias".

La representante de Comité de Familiares de Migrantes Fallecidos y Desaparecidos (COFAMIDE), Cecilia Guillén, dijo que migrar y no migrar es un derecho, por lo que le pidió a los comisionados exigir a los gobiernos "ser tomados en cuenta", pues les seguían violando sus derechos al entregar cenizas de los familiares y no los restos.

Las organizaciones esperan que la CIDH emita un informe en menos de un año sobre la situación de derechos humanos en El Salvador. El más reciente fue emitido en 1994

Al cierre de esta nota, la comisión también se reunió con la canciller Alexandra Hill y autoridades de Salud y Trabajo.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines