Comisión ad hoc para ley de aguas tiene 21 días sin reunirse públicamente

Organizaciones de sociedad civil exigen a la comisión de la Asamblea Legislativa continuar con el estudio de la ley y reformular su contenido para atender las observaciones de los relatores de la ONU. 
 

Enlace copiado
La comisión ad hoc de la ley de aguas lleva 22 días sin reuniones públicas./Archivo

La comisión ad hoc de la ley de aguas lleva 22 días sin reuniones públicas./Archivo

Enlace copiado

La comisión ad hoc de la Asamblea Legislativa encargada de la ley de aguas ya cumplió 21 días sin reuniones públicas, por lo que las organizaciones que forman parte de la Alianza Nacional contra la Privatización del Agua expresaron su preocupación y calificaron como alarmante el silencio del Legislativo. 

La última vez que se reunieron fue el 22 de octubre, cuando aprobaron el articulado de la ley de recursos hídricos propuesta por el Gobierno. Solo ha quedado pendiente el nombre de la ley y los considerandos.

“Tememos que el silencio desde el pasado 22 de octubre obedezca a negociaciones con aquellos grupos de poder que en el pasado pagaron campañas legislativas para que no haya legislación del agua”, dijo hoy Carlos Blanco, miembro de la Alianza.

Blanco no descartó que estas presuntas negociaciones podrían estar relacionadas con los cánones a pagar y también señaló que estos "grupos de poder" han demostrado tener la facultad de frenar las discusiones del Legislativo.  

Durante la discusión del articulado de la ley, los diputados oficialistas aprobaron cambios en el artículo 61 para extender los tiempos de concesiones de acuerdo a las necesidades de la empresa privada. 

Con este antecedente, la Alianza exigió a la comisión volver a revisar el articulado y retomar los aportes que presentó la sociedad civil durante la etapa de consulta. También pidió priorizar la gestión de cuencas hidrográficas y ecosistemas, así como dejar en claro el orden prioritario del agua con enfoque de derechos humanos. 

“Una ley no va a resolver los problemas del agua”, dijo Rodolfo Calles, otro integrante de la Alianza, y agregó que “el agua se gestiona en una cuenca, entonces, para que pueda llegar agua a los sectores que la necesitan, debe hacerse una gestión efectiva de las cuencas. Si eso no se hace, ni vamos a tener agua para beber, ni agua para regar caña ni agua para envasar ni para hacer cerveza”. 

Calles también indicó que estas observaciones hechas por la sociedad civil ahora también cuentan con el respaldo internacional, luego que dos relatores especiales de las Naciones Unidas señalaran vacíos en el articulado de la ley de recursos hídricos.

Los relatores de Naciones Unidas enviaron una carta el 1 de noviembre a Nayib Bukele para señalarle un error de interpretación en los conceptos de derechos humanos que plantea la ley. Además, cuestionaron el artículo 61 de la iniciativa, porque a las juntas comunitarias de agua les otorga concesiones para cinco años, prorrogables, mientras que las empresas privadas podrán explotar los bienes hídricos por 15 años prorrogables, es decir, hasta 30 años.

LA PRENSA GRÁFICA intentó consultar a los diputados de Nuevas Ideas por el estancamiento del trabajo en la comisión ad hoc, pero al cierre de esta nota el equipo de comunicaciones del partido en la Asamblea Legislativa no había resuelto la solicitud.

El 18 de junio, el Gobierno llevó a la Asamblea, dominada por Nuevas Ideas, el partido de Bukele, el anteproyecto de ley de recursos hídricos. La propuesta del Ejecutivo surgió después que el oficialismo enviara al archivo los aportes que la sociedad civil había presentado desde 2006 y a pesar de que la anterior Comisión de Medioambiente ya tenía 108 artículos aprobados.

Los aportes de la sociedad civil recibieron un segundo portazo en julio, cuando se instaló la comisión ad hoc. El oficialismo decidió usar como base la ley del Gobierno y desechar un anteproyecto que las oenegés habían presentado días atrás. La justificación en ese momento era que debían cumplir un plazo de 90 días impuesto por Bukele para aprobar la ley y esto les impedía revisar dos documentos al mismo tiempo. Sin embargo, se llegó la fecha límite y no cumplieron. 

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines