Lo más visto

Más de El Salvador

Cómo el ingeniero químico, Carlos Perla, terminó condenado a 15 años por corrupción y hoy recuperó sus derechos

El ingeniero químico que dirigió la ANDA entre 1994 y 2002 acaba de cumplir una condena 15 años por aceptar sobornos en perjuicio del Estado. Estuvo en prisión desde enero de 2004 (primero en Francia), pasó a libertad condicional en 2015 y recuperó sus derechos ciudadanos en febrero de 2019.

Enlace copiado
Carlos Perla en bartolinas. Foto LPG / Archivo

Carlos Perla en bartolinas. Foto LPG / Archivo

Enlace copiado

Carlos Augusto Perla Parada fue recomendado al presidente Armando Calderón Sol como una persona que podía estar a cargo de la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA) y resolver el problema de desabastecimiento en El Salvador. Asumió en 1994.

El ingeniero químico antes había formado parte de la Cámara de Comercio, al ser propietario de Microtodo, una empresa de microfilmaciones. 

En mayo de 2001, la Asamblea Legislativa decidió investigar a la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA) precisamente por la falta de agua en El Salvador.  

Como parte de su trabajo, una comisión interrogaría a Perla. Pero desde el inicio quedó claro que la gestión del funcionario no estaba en entredicho: "Nosotros no tenemos desconfianza de nadie", dijo entonces Dagoberto Marroquín, diputado del PCN.

"Puedo decir que, en general, me siento satisfecho con el trabajo desempeñado y estoy comprometido a seguir mejorando", dijo Perla a la revista Enfoques, de La Prensa Gráfica, ese mismo mes. Sobre el dinero que ANDA tendría en el presupuesto para 2002, expresó como deseo: "Los problemas del país son enormes y los recursos que invertimos en resolverlos nunca serán suficientes".

En aquellos días, parte de los problemas de ANDA era la falta de medidores para cobrar tarifas de acuerdo al consumo exacto. Perla dijo que la institución no estaba en capacidad económica para comprar los aparatos.

El 7 de mayo de 2002, Perla dejó su cargo después de ocho años al frente. Para despedirlo, el entonces presidente de la República, Francisco Flores, dijo que su gestión había sido "muy efectiva". "Algo que me llevaré a la tumba y que me dolió cuando llegué a ANDA es ver que a los empleados les daba vergüenza decir que trabajaban aquí (por la mala imagen de la institución)", dijo Perla al irse.

Investigaciones

A unos meses de su salida, el nombre de Perla sería mencionado por la Corte de Cuentas en relación con un fraude en el proyecto Río Lempa II. El empresario español Joaquín Alviz (representante del consorcio español Unión Temporal de Empresas UTE) firmó el contrato en 1998 con Perla, quien aceptó e inauguró la obra más cara de su gestión sin dejar constancia oficial a la siguiente administración de ANDA, lo que complicaba reclamar por anomalías.

El proyecto fue financiado con un préstamo de 30 millones de dólares otorgado por España.

Desde la izquierda, Joaquín Alviz, Carlos Perla y el expresidente Francisco Flores. Foto LPG / Archivo

Según lo prometido, Río Lempa II aseguraría el suministro de agua potable durante 24 horas a por lo menos 1.5 millones de habitantes del Área Metropolitana de San Salvador, según las proyecciones oficiales de Perla.

El presidente Francisco Flores inauguró la megaplanta de agua junto a Perla. Después, Flores argumentó que fue engañado.

A pesar de la magnitud del caso, Perla no fue condenado por la corrupción en el proyecto Río Lempa II.

En junio de 2003, un informe de la sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) reveló enriquecimiento ilícito de Perla, por lo que su patrimonio pasó a estar bajo investigación. Al final, el informe especial concluía que él tuvo un “incremento patrimonial no justificado durante el ejercicio del período de $97 mil 295”.

En agosto de 2003 se supo que la empresa Servicios Técnicos y Representaciones S.A. de C.V. (SETERS), propiedad del ingeniero Julio Guevara, ganó $13 millones en licitaciones con ANDA desde 1999 hasta 2003. El ex gerente general de la ANDA durante la administración Perla, Mario Orellana, era amigo de infancia del dueño de SETERS.

Perla y Orellana eran parte de las personas que decidían a quien otorgar las licitaciones.

La Fiscalía determinó que el 80 por ciento de las licitaciones de ANDA fueron ganadas por las mismas empresas, una de ellas SETERS.

Cuando comenzaron a conocerse estas acusaciones, Perla salió de El Salvador.

La Fiscalía reveló que Perla tenía cuentas bancarias y bienes inmuebles en otros países de Centroamérica, en Panamá y en Francia. Pasó a ser buscado por la local Policía Nacional Civil (PNC) y la INTERPOL.

Durante el proceso se conoció una casa de Perla en la calle al volcán de San Salvador. Los lujos eran evidentes: piscina con jacuzzi, tanque de captación de agua potable (propiedad de ANDA), una bodega con decenas de vinos franceses... La Fiscalía afirmó que esa casa fue pagada con dinero de ANDA y construida por sus empleados.

El paisaje desde la casa de Perla en el volcán de San Salvador. Foto LPG / Archivo
El área de la piscina. Foto LPG / Archivo
Perla tenía una gran cantidad de vinos. Foto LPG / Archivo
El tanque de captación de ANDA que estaba en casa de Perla. Foto LPG / Archivo

La Fiscalía también confirmó transacciones desde cuentas de Panamá abiertas por exfuncionarios de ANDA hacia Francia, país en el que se encontraba Perla.

Un testigo de la Fiscalía habría ayudado a confirmar dádivas para exfuncionarios de ANDA a cambio de facilitar 28 licitaciones. El dinero habría sido repartido a Perla, tres exgerentes (Mario Orellana, Gustavo Crespín y Carlos Herrera) y a 17 familiares. La empresa tenía que pagar el 10 por ciento del monto del proyecto que se le adjudicara. 

Otra empresa a la que se relacionó con la corrupción en ANDA fue Drillmasters, que tenía contrato para la rehabilitación de 85 pozos.

Detenido en Francia

El 28 de enero de 2004, la Policía francesa capturó al expresidente de ANDA. Luego vino un largo proceso de extradición -en el que se tuvo información confusa y se llegó a dudar si en realidad Perla estaba realmente detenido, estuvo ingresado en un hospital psiquiátrico, se cuestionó por qué no se detuvo a la esposa e hijo del expresidente de la autónoma-, y finalmente Perla llegó a El Salvador el 29 de noviembre de 2006.

Perla vivía en un exclusivo suburbio de París, a dos cuadras del histórico Arco del Triunfo, donde fue detenido sin oponer resistencia. Para entonces, un juzgado lo reclamaba por los delitos de enriquecimiento ilícito, asociaciones ilícitas, peculado y negociaciones ilícitas.

Carlos Perla en París. Foto LPG / Archivo

El 24 de marzo de 2006, el caso de corrupción Río Lempa II en ANDA pasó al archivo. Sucedió porque el tribunal se quedó sin reos que enjuiciar, pero contaba con un confeso, el exgerente Orellana, a quien no le echaron mano porque se le consideraba testigo que declararía hasta que hubiera capturas.

A falta de capturas, el juez Miguel Ángel García Argüello congeló el proceso en el caso de la licitación anómala de los proyectos hídricos Río Lempa II, y otro más por la construcción de un reservorio de Nejapa, cuyo monto en suma es de 33.7 millones de dólares.

Ya estando en El Salvador, el sábado 24 de febrero de 2007, Perla volvió a ser ingresado en el Hospital Rosales y otro privado por crisis asmática.

El expresidente de ANDA tras volver a El Salvador y enfrentar el proceso judicial. Foto LPG / Archivo

Finalmente, Perla fue condenado a 15 años de cárcel el viernes 13 de julio de 2007. La sentencia lo obligaba a purgar ocho años de cárcel por peculado (apropiación de fondos o bienes bajo su custodia), cuatro por negociaciones y tres por asociaciones ilícitas por sobornos para otorgar millonarias licitaciones a varias empresas.

No fue juzgado por los casos Río Lempa II y reservorio de Nejapa.

Ese día, el ex funcionario de 57 años insistió en su inocencia y dio su explicación de lo que había pasado. Estuvo en prisión desde enero de 2004 hasta junio de 2015, cuando fue beneficiado con libertad condicional. Este 15 de febrero dio por concluido el cumplimiento de su condena y, por ende, recuperó sus derechos ciudadanos.

Perla en juzgados este viernes 15 de febrero de 2019. Foto LPG / Franklin Zelaya

Tags:

  • Carlos Augusto Perla Parada

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines