Lo más visto

Más de El Salvador

El Salvador  / judicial Lo más leído

¿Cómo sustenta la Cámara que los supuestos tocamientos que el magistrado Escalante cometió contra una niña no son delito? Esto dicen

Magistrados consideran que tocamientos que Fiscalía atribuye a Escalante contra una niña carecen de gravedad. El lugar, la hora, la duración del tocamiento y el descuido de la víctima son claves para que la Cámara determine que acusación es falta y no delito.

Enlace copiado
Reacciones.  El fallo a favor del magistrado Eduardo Escalante generó protestas en redes sociales y frente a los tribunales.

Reacciones. El fallo a favor del magistrado Eduardo Escalante generó protestas en redes sociales y frente a los tribunales.

Enlace copiado

Los tocamientos que el magistrado Eduardo Jaime Escalante Díaz realizó, según la Fiscalía General de la República (FGR), a una niña de 10 años en sus partes íntimas no tienen gravedad para considerarlos agresión sexual porque supuestamente fueron "instantáneos", sobre la ropa de la víctima, durante un descuido de la menor, en horas de la tarde y en un lugar público.

Esos son los argumentos principales que dieron los magistrados Guillermo Arévalo Domínguez y Martín Rogel Zepeda, de la Cámara Primera de lo Penal de San Salvador, para considerar que Escalante Díaz no cometió una agresión sexual en contra de una niña. Las explicaciones de los magistrados constan en la resolución escrita que la Cámara dio ayer a las partes del proceso.

La FGR acusó a Escalante de agredir sexualmente a una niña de 10 años el 18 de febrero pasado en una calle de la residencial Altavista II, del municipio de Tonacatepeque, al oriente de San Salvador. La investigación detalla que el acusado llegó donde la menor, que jugaba con un amigo, la tomó de los hombros y "le tocó la vulva". Luego el hombre escapó.

Entre las principales pruebas que recabó la Fiscalía para intentar sostener la acusación contra Escalante Díaz, magistrado de la Cámara Tercera de lo Civil, están la declaración de la víctima y el testimonio del niño que presenció los supuestos tocamientos. La Fiscalía también obtuvo declaraciones de vecinos que vieron llegar a Escalante a la colonia Altavista y luego escapar.

Los testimonios de la víctima y su amigo son relevantes porque coincidieron, según los magistrados, en que los tocamientos que realizó Escalante Díaz a la menor fueron instantáneos y encima de la ropa. "La víctima manifiesta de forma clara y enfática que el sujeto la tocó e inmediatamente después salió corriendo", se lee en la resolución de la Cámara.

"Un tocamiento breve o instantáneo en la región púbica de la víctima, en un lugar transitado, populoso, habitacional y aprovechando un descuido de ésta, mientras se encontraba jugando con otro niño, y sobre su ropa, no supone el grado de afectación suficiente para poder considerar la conducta como constitutiva del tipo penal agresión sexual en menor", explicaron los magistrados en la resolución escrita.

Además de los testimonios, la Fiscalía presentó a la Cámara otra prueba clave: un peritaje psicológico que el Instituto de Medicina Legal (IML) realizó a la víctima luego de que sufrió los tocamientos de Escalante. Los magistrados consideraron que ese estudio psicológico no establece que la niña tenga indicadores de una víctima de abuso sexual: "Este es un elemento de especial importancia".

Los magistrados también criticaron una prueba que la Fiscalía recopiló, que consta en el proceso bajo el nombre Reconocimiento Médico Forense de Delitos Sexuales. La perito encargada de ese estudio dictaminó que existían indicios de que la niña sufrió un "ataque sexual", situación que reprobó la Cámara al considerar que solo a los juzgadores les corresponde definir los delitos que alguien cometió.

Todos esos factores, según la resolución de la Cámara Primera de lo Penal, dejan de manifiesto que los tocamientos que la Fiscalía atribuyó a Escalante no afectaron ni pusieron en riesgo la "indemnidad sexual" de la niña. La indemnidad sexual es un derecho que las leyes garantizan a la niñez para que no sufra interferencias en su desarrollo sexual.

Los magistrados dejaron claro en el documento que la acusación de la Fiscalía contra Escalante no puede considerarse un delito, sino una falta enmarcada en el numeral 4 del artículo 392 del Código Penal, que define los "tocamientos impúdicos" como actos contrarios a las buenas costumbres, cuya pena va desde 10 hasta 30 días multa. La agresión sexual tiene condenas entre ocho y 12 años de cárcel.

Arévalo Domínguez y Rogel Zepeda detallaron que la ley faculta a las Cámaras a procesar solo delitos cometidos por funcionarios y no faltas, como este caso. Por eso decidieron enviar el proceso al Juzgado de Paz de Tonacatepeque, donde ocurrieron los hechos.

En la resolución, la Cámara reprochó otra vez al presidente Nayib Bukele, funcionarios de Gobierno y diputados por las críticas que hicieron al fallo sin leer los fundamentos escritos. Agregaron que enviarán un informe a la Organización de Naciones Unidas (ONU) porque consideran que los funcionarios han violado la independencia judicial.

"Es necesario señalar que este discurso de desprestigio que se ha ejercido contra los suscritos magistrados se ha visto acompañado de nuestras imágenes, lo que podría suponer un potencial riesgo a nuestra integridad física, que sería resultado directo, en buen medida de los pronunciamientos irresponsables por parte de particulares y funcionarios públicos", finalizaron Arévalo y Rogel Zepeda.

El presidente Bukele escribió en Twitter: "Perdónenme el francés, pero que asco da esta resolución. Aparte de la injusticia a la víctima, sientan un precedente nefasto. Abren la puerta para la proliferación de este delito y cualquiera argumentará la jurisprudencia aberrante emitida por esa Cámara".

Cinco claves del fallo Escalante

Cámara considera que estos puntos restan gravedad a acusación contra Escalante. 

1- La duración del tocamiento a niña 
La Cámara Primera de lo Penal considera que los tocamientos que la Fiscalía imputa no son graves porque fueron “instantáneos”, según el testimonio que la niña dio el 30 de mayo anterior por medio de una cámara Gessel.

2- Tocamientos fueron sobre la ropa 
El magistrado Eduardo Escalante tocó los genitales de una niña de 10 años encima de la ropa de la menor, de acuerdo con la acusación de la Fiscalía. La Cámara considera que este hecho es clave para reducir la gravedad de la acusación que presentó la Fiscalía. 

3- Aprovechó el descuido de niña 
La Cámara asegura que, según las pruebas de Fiscalía, Escalante Díaz se aprovechó del descuido de la niña para tocarla. Eso conlleva a que el tribunal considere que la conducta de Escalante se puede adaptar más una falta tipificada como “actos contrarios a las buenas costumbres y el decoro público” que al delito de agresión sexual que la Fiscalía acusó. 

4- El lugar de los hechos 
La Fiscalía sostiene que Escalante tocó a la niña el 18 de febrero pasado en una calle de la residencial Altavista II, del municipio de Tonacatepeque, San Salvador. La Cámara señala que la ubicación “hace imposible” que la conducta de Escalante fuera más allá de un tocamiento espontáneo “por ser un lugar público”. La gravedad es menor, considera.

5- El peritaje psicológico a menor 
Los magistrados señalaron que el peritaje psicológico del Instituto de Medicina Legal no determina que la niña presente los indicadores que tienen las personas víctimas de abuso sexual. “Este es un elemento de especial importancia, para poder configurar el carácter de grave o trascendente de los tocamientos (para que sean agresión sexual)”, se lee en la resolución de la Cámara Primera de lo Penal de San Salvador.

Tags:

  • Fallo Escalante
  • Martin Rogel Zepeda
  • Guillermo Arevalo
  • Camara Primera de lo Penal
  • Eduardo Jaime Escalante
  • Tonacatepeque

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines