Lo más visto

Comunidad preocupada por cables de alta tensión

Se encuentran a pocos metros del camino vecinal, lo que podría causar, según habitantes, una tragedia. Llevan meses esperando una solución.
Enlace copiado
Reciente.  La colonia tiene aproximadamente 15 años de fundada y cinco de contar con la energía eléctrica.

Reciente. La colonia tiene aproximadamente 15 años de fundada y cinco de contar con la energía eléctrica.

Comunidad preocupada por cables de alta tensión

Comunidad preocupada por cables de alta tensión

Enlace copiado
Residentes de la colonia Los Cocos I, del cantón Los Magueyes, municipio de Ahuachapán, denunciaron que llevan 11 meses esperando que la compañía encargada del alumbrado eléctrico en la zona les resuelva un problema con los cables de alta tensión que rodean sus viviendas.

Roberto Antonio Rodríguez, líder comunitario, manifestó que algunos de estos cables han perdido altura debido a que dos postes están por caerse. En algunas partes los cables que conducen la electricidad tienen una altura de 2.25 metros, lo cual, a su juicio, es muy peligroso para 32 familias.

“Aquí hay varios niños que como es lógico buscan jugar fuera de sus viviendas y el temor es que algún día agarren algún tipo de palo y hagan contacto con estos cables, es una muerte segura”, manifestó Rodríguez.

Añadió que el pasado 12 de enero presentaron una solicitud a la compañía eléctrica para que intervenga, sin que hasta el momento tengan respuesta.

“La persona que nos atendió en la oficina de Ahuachapán nos manifestó que esos trámites eran largos y que teníamos que esperarnos, pero nunca creímos que una solicitud se tardara casi un año. Ojalá que así se esperaran ellos para que uno les cancelara, porque los recibos llegan puntuales”, comentó el líder comunal.

Agregó que en junio personal de la Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones (SIGET) realizó una inspección en el lugar, pero tampoco han tenido respuesta.

Rodríguez dijo que desde hace varios meses el camión recolector de la basura no ingresa hasta el final de la colonia por el temor del motorista de tener contacto con los cables de energía.

Melvin Cruz, encargada de una iglesia evangélica, manifestó que aparte de la baja altura de los cables, algunos postes que los sostienen están a punto de caer, lo cual constituye un nuevo peligro para los habitantes.

Tags:

Lee también

Comentarios