Loading...

Con $100 dólares emprendió su sala de belleza cansada de buscar empleo por dos años

Michelle Lemus es una joven estudiante de Medicina que decidió emprender con ayuda de sus padres su negocio propio.

Enlace copiado
Michelle ha montado su pequeña sala de belleza en la cochera de su casa, ubicada en la ciudad de Apopa.

Michelle ha montado su pequeña sala de belleza en la cochera de su casa, ubicada en la ciudad de Apopa.

Enlace copiado

A sus 22 años y luego de tocar puertas durante dos años para tratar de encontrar un trabajo formal, Michelle Lemus tuvo que recurrir a sus padres y prestarles dinero para fundar su propio emprendimiento.
 
"Fue el 7 de enero que comencé a pensar la idea y luego la hablé con mi mamá, ella me aconsejó y me motivó a poner mi idea en práctica si quería hacerlo, y así fue. El 9 de marzo, nos fuimos a comprar los primeros materiales para comenzar a poner esmaltes permanentes y buscar a los primeros clientes; mi primera clienta fue mi misma madre", comentó Michelle.

Así, con los $25 dólares que tenía ahorrados más los $75 que le prestó su mamá compró sus primeros materiales y una lámpara para trabajar detalles de cerca. A eso sumó $140 en calidad de préstamo de su papá, lo que utilizó para comprar una plancha, una secadora, una camilla para colocar las pestañas y otros equipos necesarios. 

En tres meses le han pasado muchas cosas positivas, ya que fundó "Love Lashes and Study Tiffany Lemus" y  luego de comenzar con los esmaltes, agregó las pestañas postizas, las extensiones, los alisados, tintes, y otra serie de servicios propios de una sala de belleza. Lo único que le queda por incluir en la oferta es el corte de cabello, algo que incluirá hasta que esté cien por ciento segura de que está lista.

Love Lashes and Study Tiffany Lemus ofrece servicios varios. Su propietaria espera incorporar cortes de cabello en los próximos meses. 

Ella y su mamá, Olga Marina, atienden a los clientes, pero cuando Michelle sale a realizar algún trámite, es su mamá Olga la que se queda atendiendo. Además de la cosmetología, la joven cursa el tercer ciclo de preparación teórico práctica de su carrera de Medicina y solo lleva buenas calificaciones. 

Su proyecto profesional es convertirse en médico, y especializarse en medicina forense o en reumatología.

"Por el momento estamos trabajando y estudiando el línea, pero cuando den inicio las clases presenciales, será mi mami la que se quedará a cargo", agregó Michelle. 

Actualmente el pequeño negocio funciona en el garaje de su casa, ubicada en Apopa, y también atiende a domicilio, en cualquier ciudad de cualquier departamento. "Necesito un carrito para movilizarme, eso me ayudaría mucho, pero por el momento aún no tengo los recursos para hacerlo. Debo esperar, pero también quiero crecer un poco más y llevarme el negocio de la cochera de la casa hasta un local más grande y moderno, en San Salvador", apuntó.

Su clientela ha crecido lo suficiente como para darse a conocer en el exterior a través 
de sus redes sociales. "Un día alguien me escribió para que le fuera a trabajar a domicilio, y le pregunté a mi mamá sobre una dirección, para luego darnos cuenta de que era de la ciudad de Los Ángeles, Estados Unidos", recordó, entre bromas. 

"En El Salvador cuesta encontrar empleo, lo he vivido en carne propia, soy el vivo retrato de eso, por lo que si todo sale bien, primero Dios, quiero tener un negocio grande y de esa forma dar trabajo a muchos jóvenes para que se superen y salgan a delante", agregó. 

Para Michelle, sus prioridades actuales son su familia, amigos cercanos, compañeros de estudio, vecinos, y sus numerosas mascotas. Michel tiene dos perros, que son "Hashi" y "Terry", la gata "Cloe", los pericos "Natasha" y "Arnold", y las tortugas "Lucero", "Junior" y "Estrella", ocho animalitos en total. 

"En El Salvador cuesta encontrar empleo, lo he vivido en carne propia, soy el vivo retrato de eso, por lo que si todo sale bien, primero Dios, quiero tener un negocio grande y de esa forma dar trabajo a muchos jóvenes para que se superen y salgan a delante", dice Michelle Lemus.
 
Emprendió una sala de belleza después de no encontrar empleo

Tags:

  • emprendedora
  • juventud salvadoreña
  • Michelle Lemus
  • sala de belleza

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines