Lo más visto

Con esperanza a pesar de casi desaparecida producción

De exportar el beneficio Guadalupe pasó a vender a cafetaleros.
Enlace copiado
Con esperanza a pesar de casi desaparecida producción

Con esperanza a pesar de casi desaparecida producción

Con esperanza a pesar de casi desaparecida producción

Con esperanza a pesar de casi desaparecida producción

Enlace copiado
La crisis del café a causa de la roya ha afectado fuertemente a las personas que trabajan en las fincas que abastecen al beneficio Guadalupe, en Chinameca (San Miguel). Los registros muestran que la producción ha caído alrededor de 75 %, respecto a la última temporada considerada normal, en el período 2011-2012, antes del rebrote de roya.

Walter Márquez, administrador del beneficio, explicó que anteriormente en la finca El Amatón, de donde obtienen el grano, se contrataba a 300 personas de forma eventual para realizar cortas de café. Mientras que para el período de cosecha 2016-2017 solo hay 75, lo que representa una reducción del 75 % en la cantidad de empleos generados.

En el beneficio Guadalupe también redujeron personal, pues de 60 trabajadores que había laborando de manera permanente ahora solo se cuenta con 15, que se encargan de secar y procesar el poco café que ingresa de la finca.

“El año pasado en la cosecha 2015-2016 solo se procesaron 2,000 quintales de café y este año en el período (2016-2017) se proyecta que habrá una producción similar”, dijo Márquez.

El administrador aseguró que anteriormente en este beneficio se producía suficiente grano de oro para exportar, pero ahora lo que sacan de la finca es vendido a otros cafetaleros o se procesa para la venta local.

Márquez agregó que los dueños de la finca y del beneficio se niegan a cerrar su negocio, pues tienen la esperanza de que podrán recuperar el parque cafetalero que resultó afectado por la roya y obtener similares producciones que las que tenían hace cinco años.

Lee también

Comentarios