Con flores, cantos y ruegos conmemoran martirio de Romero

Margarita del Carmen Melara llegó a la cripta de Monseñor Óscar Arnulfo Romero, en la Catedral Metropolitana, con un ramo de flores multicolores de papel que ella misma elaboró y se encargó de repartir entre los visitantes que llegaron ayer por la mañana, en el marco de la conmemoración del 35.º aniversario del martirio del obispo de San Salvador.
Enlace copiado
Conmemoración.  Cientos de personas llegaron a cripta de la Catedral Metropolitana a recordar a Monseñor Romero.

Conmemoración. Cientos de personas llegaron a cripta de la Catedral Metropolitana a recordar a Monseñor Romero.

Con flores, cantos y ruegos conmemoran martirio de Romero

Con flores, cantos y ruegos conmemoran martirio de Romero

Enlace copiado
Las hizo especialmente “para que la gente las lleve de recuerdo”. Llegó desde Ciudad Delgado acompañando a su madre, Isabel García viuda de Melara, quien portaba una imagen de Monseñor Romero. “Siempre venimos, pero ahora lo tomamos especial, es el día que pasó de la muerte a la vida”, expresó la mujer de 69 años de edad.

Los problemas de salud no fueron impedimento para que asistiera a la misa que se realizó ayer en la Catedral. “Todo el día vamos a estar aquí. Y a pesar de que estoy enferma, porque el colesterol lo tengo alto y me duelen los pies, pero aquí estoy presente”, dijo.

Desde temprano, miembros de la Comunidad Monseñor Romero de la Cripta de Catedral se encargaron de decorar con flores y pinturas para recibir a los visitantes. Desde hace 16 años, realizan actividades para mantener viva la memoria de Monseñor Romero, comentó Marta Segovia.

Para muchos de los asistentes, este año cobra realce por la declaración de mártir y su beatificación en mayo próximo. “Nos ha dado mucho gusto que hayan tomado en cuenta todo el sacrificio, la entrega generosa de él como pastor”, expresó María del Pilar Canux, quien llegó desde Los Planes de Renderos. Espera que dicho evento contribuya a la unidad en el país.

Desde el mediodía, más personas se acercaban a la cripta, donde hubo espacio de testimonios y una eucaristía. Un grupo de niños dedicaron el canto “El profeta”, que fue seguido por el resto de personas que estaba alrededor. No faltaron quienes, entre lágrimas, elevaran plegarias y colocaran ofrendas de flores a Romero.

A las 10 de la mañana se ofició una misa en la Catedral, presidida por el cardenal José Luis Lacunza, obispo de la diócesis de David, en Panamá; el nuncio apostólico, León Kalenga; el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar; y miembros de la Arquidiócesis de San Salvador. Las instalaciones estuvieron abarrotadas de feligreses que portaban imágenes y pancartas con mensajes de Monseñor Romero.

Tags:

  • romero
  • beatificacion
  • iglesia
  • catolicismo

Lee también

Comentarios

Newsletter