Con lágrimas, guatemaltecos rescatados de trabajo forzado retornan a su país

Las víctimas fueron  rescatadas por las autoridades salvadoreñas en San Miguel. Entre los 43 guatemaltecos sometidos a maltratos y trabajo forzado hay trece menores de edad.

Enlace copiado
Los 43 guatemaltecos que estaban siendo explotados para vender piñas en la ciudad migueleña se subieron este domingo en un autobús con rumbo a la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME) y posteriormente fueron enviados a su país. Foto de LA PRENSA/Fátima Membreño

Los 43 guatemaltecos que estaban siendo explotados para vender piñas en la ciudad migueleña se subieron este domingo en un autobús con rumbo a la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME) y posteriormente fueron enviados a su país. Foto de LA PRENSA/Fátima Membreño

Enlace copiado

Con lágrimas en los ojos y agradecidos con las autoridades salvadoreñas, los 43 guatemaltecos que estaban siendo explotados para vender piñas en la ciudad migueleña se subieron este domingo en un autobús con rumbo a la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME) y posteriormente fueron enviados a su país, según informó una fuente de la Policía Nacional Civil (PNC) de San Miguel.

Foto de LA PRENSA/Fátima Membreño

Las víctimas tenían más de un año de estar viviendo en la residencial Andaluz, calle La Paz, casa #10 en la ciudad migueleña, en donde estaban siendo explotados por los hermanos guatemaltecos Edgar Francisco y Edwin Arnoldo, ambos de apellido Juárez García, quienes fueron arrestados la madrugada de este domingo por el delito de trata de personas en modalidad de trabajo forzado.

De acuerdo con las investigaciones de la Fiscalía, los detenidos le exigían a sus víctimas que vendieran diariamente $50 y recibían maltratos físicos y verbales, por lo que los guatemaltecos decidieron hablar con las autoridades policiales.

En su defensa, los familiares de los detenidos aseguran que los vendedores recibían una cuota diaria de dinero y que también se les daba dinero a sus familias en Guatemala, pero que el problema fue que llegaron menores de edad a trabajar.

"El problema fue que vinieron a trabajar menores y, cuatro de ellos dijeron que se iban a ir (de la casa), y mi hermano les dijo que si se iban que él ya no se hacía responsable. Se fueron y empezaron a decir cosas que no son. Nosotros les dábamos comida y el 20 % de lo que vendían y además $5 diarios. Nuestro error fue que no estaban viviendo bien", dijo Ingrid Paola Juárez, hermana de los arrestados.

Asimismo, detalló que el domingo a las 12 de la madrugada se encontraba cambiándose para dormir cuando un grupo de agentes policiales ingresaron a su habitación y le informaron que se iban a llevar detenidos a sus hermanos. La mujer agregó que durante el registro preventivo en la vivienda, en donde se encontraba con los 43 guatemaltecos, les decomisaron cinco vehículos.

Por su parte, el abogado de los hermanos Juárez García confirmó que 13 menores de edad trabajaban en la venta de piña, pero negó que hayan sido explotados.

“Esa situación es una especie como de mal entendido que la Fiscalía ha querido a través de una investigación, tratar de hacer creer de que esto se trata de una explotación laboral, sin embargo va a quedar acreditado de que las personas que acá laboran, son personas de nacionalidad guatemalteca que por voluntad propia han decidido laborar”, dijo Lisandro Antonio Zelaya.

Agregó que los menores trabajaban ocho horas laborales, tenían prestaciones, se les daba comida, se les pagaba y que a veces el dinero se les entregaba en Guatemala.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines