Con licencia para demostrar el potencial femenino

Con zapatos de trabajo o con tacones, no importa, lo que importa es cumplir con el trabajo y trasladar el material y a las cuadrillas de trabajadores de la Dirección de Mantenimiento del Ministerio de Obras Públicas (MOP) hacia donde sea necesario. Esa es la labor de Rosa Imelda Serrano, la primera –y por el momento la única– conductora de camiones que tiene el ministerio.
Enlace copiado
Conductora.  Rosa Serrano es la única mujer conductora de camiones en la Dirección de Mantenimiento Vial del MOP.

Conductora. Rosa Serrano es la única mujer conductora de camiones en la Dirección de Mantenimiento Vial del MOP.

Con licencia para demostrar el potencial femenino

Con licencia para demostrar el potencial femenino

Enlace copiado
Originaria del cantón Melara, en La Libertad, está habituada a conducir vehículos grandes; de hecho, comenzó con camiones que transportaban caña de azúcar. Pero desde hace cuatro años obtuvo la oportunidad de ser contratada en Obras Públicas. Su carta de presentación: su licencia pesada y la decisión de querer demostrar que las mujeres pueden desarrollar cualquier función.

Al principio el resto de motoristas no aceptaba que hubiese una mujer entre sus filas, por lo que enfrentó discriminación y críticas destructivas. “Pero sobresalí de eso”, expresó con muchos ánimos.

En la medida que el tiempo pasa, ha demostrado su capacidad, en especial porque el camión de 8 toneladas que tiene asignado “es el que nadie quiere” porque “tiene mañas”, pero Serrano ya encontró una fórmula para superarlas, un secreto que guarda celosamente.

Y es que el hecho de ser la única mujer hace que el resto de sus compañeros estén atentos a cualquier error que pueda cometer. “Quieren ver fallas solo por ser mujer, pero he demostrado que las mujeres podemos hacer lo que los hombres hacen”, afirmó.

Las asignaciones de trabajo diario son diversas, como trasladar materiales que se usan para las obras, material de desalojo y actualmente al personal de las cuadrillas del mantenimiento vial.

Trasladar material de un plantel a otro en diferentes departamentos del país es un trabajo frecuente. En algunas oportunidades, dada la distancia de los proyectos, ha tenido que dormir en los planteles e incluso en el camión.

“A veces me mandan a zonas lejanas, por ejemplo, ayer andaba por Usulután dejando una camionada de madera. Ahí no hay que si es mujer, es parejo, lo que hacen los hombres lo hago yo”, expresó. Hace poco condujo por dos horas hacia la hacienda Tacachico.

Pero eso no la inhibe para seguir con este trabajo donde demuestra su capacidad. Por supuesto, destacó que la oportunidad de que las mujeres se incorporen al mantenimiento vial se debe al apoyo que da el titular del MOP, Gerson Martínez. “Si él no hubiera apoyado a las mujeres, quizá hasta este momento ya ni estuviera yo ahí”, sostuvo Serrano.

Actualmente hay dos mujeres por cada cuadrilla de mantenimiento vial. Celia Ivette Pérez es parte de la cuadrilla que trabajó en la calle La Virtud, por la Universitaria Norte.

“Los primeros días fue complicado, porque no sabíamos qué hacer. Conforme pasa el tiempo, una ya se acostumbra”, expresó.

Rastrillar, palear, llevar carretilla, utilizar la sopladora y manejar el rodo liso son algunas de las actividades que desempeña dentro de la cuadrilla y su meta es terminar de aprender a manejar la máquina bobcat.

Tags:

  • díadelamujer
  • mop
  • cuadrillas
  • conductora
  • camiones

Lee también

Comentarios

Newsletter