El Salvador  / departamentos Erupción del Ilamatepec en 2005

Con viento, retumbos, truenos y rayos: Así fue la erupción del Ilamatepec hace 12 años

"Lo más terrible fue cuando llegaron las seis y se seguían oyendo aquellos retumbos", cuenta un testigo. "Se sintió un temblor bárbaro, que la gente lloraba", agrega en el relato.

Enlace copiado
Este 1 de octubre se cumplen 12 años de que el volcán Ilamatepec, en Santa Ana, hizo erupción. Foto LPG/Archivo

Este 1 de octubre se cumplen 12 años de que el volcán Ilamatepec, en Santa Ana, hizo erupción. Foto LPG/Archivo

Enlace copiado

Este 1 de octubre se cumplen 12 años de que el volcán Ilamatepec, en Santa Ana, hizo erupción. Fue un fin de semana, como hoy, pero en un día sábado. Ese día el crater del coloso se hizo más grande y la laguna de agua ácida que había en su interior, desapareció, pero fue solamente por  un tiempo.

Diez días después de su erupción, las nubes permitieron fotografiarlo.

Según relatos de habitantes que presenciaron el histórico fenómeno, primero vieron salir una enorme nube del cráter del volcán, luego sintieron un fuerte viento. Incluso "hubo truenos, rayos y observaron cómo toda la vegetación de la zona alta se teñía de color café, por el dióxido de azufre en casi ocho kilómetros cuadrados", según los testimonios recogidos por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) y publicados hoy, en recuerdo del suceso.

Fotografía captada el 31 de agosto de 2015, semanas antes de la erupción. Foto LPG/Milton Flores, archivo.

“Sabíamos que el volcán iba a hacer erupción, vimos los síntomas. Él (volcán) nos había estado mostrando señales desde cierto tiempo atrás y las autoridades ya nos habían alertado, pero no esperábamos que lo hiciera ese sábado que queríamos celebrar el Día del Niño”, contó Jame Pérez, un líder comunal salvadoreño que vivió la experiencia.

Los habitantes de los alrededores del volcán fueron evacuados en autobuses. Foto LPG/Archivo.

El volcán comenzó a lanzar gases, cenizas y rocas volcánicas que alcanzaban hasta los dos kilómetros y medio de distancia desde las 8:30 de la mañana, aproximadamente. Los habitantes de los alrededores del lago de Coatepeque fueron todos evacuados durante el día con ayuda de los líderes comunales y los cuerpos de socorro. Jaime recuerda que "lo primero fue que la gente no encontraba para dónde salir". "Recogimos a niños y ancianos", cuenta.

La destrucción del bosque nebuloso que rodeaba la cima del Ilamatepec puede apreciarse desde la distancia. En una de las erupciones, una riada se desplazó desde el cráter hasta el lago de Coatepeque. Foto LPG/Archivo.

Entre la evacuación, la parte más difícil fue convencer a las personas para que salieran del lugar, pues la mayoría temía que les robaran sus pertenencias si se iban. Mientras todo ocurría, ante el inminente estallido final del volcán, caía una intensa tormenta porque El Salvador también estaba bajo la influencia del huracán Stan y sin darse cuenta se llegó la noche.

Los habitantes de los alrededores del volcán Ilamatepec fueron evacuados por cuerpos de socorro, comités comunales y Protección Civil. Foto LPG/Archivo

"Lo más terrible fue cuando llegaron las seis y se seguían oyendo aquellos retumbos,  tipo siete de la noche llegó Protección Civil y Cruz Verde a sacar más gente. Y como a las ocho (calcula), se sintió un temblor bárbaro, que la gente lloraba”, recuerda Jaime, según lo cita el MARN.

Ese momento fue cuando inició la avalancha que se llevó de paso toda la vegetación, incluyendo los árboles grandes. La gente corrió hacia un cementerio "conocido como El Guayamero" para refugiarse.

Rescatistas buscan los restos de dos personas que se presume quedaron soterradas.

“Lo que nos valió fue que no tocó bastantes colonias, sino que la correntada se abrió para un lado y agarró para unos sectores que nosotros tenemos como áreas protegidas. Las colonias quedaron en medio”, dice Jaime. Sin embargo, una anciana que vivía en esa otra zona y quien no quiso evacuar fue encontrada muerta tres días después.

Un alud de tierra, rocas y agua caliente arrasó con buena parte de los cafetales y la calle de acceso a Palo Campana, en las faldas del volcán Ilamatepec, de Santa Ana. Foto LPG/Archivo
Juana Antonia Chavez, uno de los pobladores del caserio Los Jocotes, carretera al cerro verde, se dirigía a su casa cuando fue detenida por un retén de la PNC que marcaba el límite de acceso permitido, a 4 kilómetros del cráter de Ilamatepec. Después de horas de espera, la PNC ayudó a los habitantes a llegar a sus hogares. Foto LPG/Archivo.

Doce años después, el volcán Ilamatepec continúa activo y es monitoreado de cerca por el MARN, hay una red de observadores locales y se capacita a los líderes de las comunidades aledañas sobre la amenaza y vulnerabilidades que enfrentan, así como la forma en que deben actuar en una próxima emergencia.

"El equipo técnico del MARN visita mensualmente el volcán de Santa Ana y recoge datos sobre su comportamiento. Porque por muy repentina que sea una erupción siempre hay indicios", indica la institución gubernamental.

 

 

Tags:

  • Volcán Ilamatepec
  • Ilamatepec

Lee también

Comentarios

Newsletter