Lo más visto

Más de El Salvador

Condena de 288 años por cementerio clandestino en Colón

Un grupo pandilleros asesinó a 28 personas entre 2012 y 2013, y las fueron enterrando en 13 fosas de un cementerio clandestino en el cantón Lourdes.
Enlace copiado
Condena de 288 años por cementerio clandestino en Colón

Condena de 288 años por cementerio clandestino en Colón

Condena de 288 años por cementerio clandestino en Colón

Condena de 288 años por cementerio clandestino en Colón

Enlace copiado
Francisca Cruz Zetino, madre de Misael Cruz Castro y esposa de José Jonatan Grande, los vio por última vez el 5 de septiembre del 2013. La señora decidió reportarlos como desaparecidos. Pasaron tres semanas y las autoridades no le daban una respuesta. Le decían que es un proceso largo y que debía estar preparada.

Francisca debió esperar más tiempo para saber sobre el paradero de sus parientes. Ella desconocía que dos miembros de la pandilla que operaban en algunos sectores de Colón (La Libertad) fueron capturados y se volvieron testigos criteriados de la Fiscalía General de la República (FGR). Ambos pandilleros, identificados con las claves Hércules y Orión, confesaron que participaron en varios asesinatos y relataron que fueron enterrando a las víctimas en 13 fosas de un cementerio clandestino ubicado en la finca El Limón, de la Hacienda Agua Fría, en el cantón Lourdes, de Colón.

En ese cementerio estaban los cadáveres del hijo y del esposo de Francisca. A ellos los mataron, según la declaración de los testigos, porque la pandilla tenía sospechas de que eran miembros de la pandilla contraria. El hallazgo de sus cadáveres ocurrió el 6 de diciembre del 2013, tres meses después de la desaparición. Ambos fueron ubicados en la fosa número 13. A Francisca le practicaron un examen de ADN, con el cual confirmó que Misael, su hijo, se encontraba en esa fosa.

El juez Especializado de Sentencia C, de San Salvador, durante dos semanas de juicio, escuchó la narración de Hércules y Orión, y decidió condenar a 32 pandilleros de esta estructura por haber matado a Misael y José, y por el asesinato de 26 personas más.

El pandillero David Cruz Ramos fue condenado a 288 años de prisión, porque estuvo presente en todos los homicidios. Germán Quijada Escamilla fue sentenciado a 226 años, porque desde un centro penal dio la orden para los 28 homicidios. Sus condenas suman más de 200 años, pero en realidad no cumplirán la totalidad, porque la legislación actual solo permite una estadía máxima de 60 años en prisión.

Adán Bladimir García, José Vidal Medrano y José Enrique Melgar Nolasco fueron condenados a la pena de 40 años de prisión, como autores directos de los hechos. Por su parte José Mauricio Torres, José Antonio Torres García, Jonathan Natanael Flores, Edwin Armando Herrera, Edwin Giovanni Aguilar Cruz y Marvin Enrique Molina deberán cumplir 30 años.

Según el juez, el análisis de los médicos y antropólogos forenses determinó el modo, forma y condiciones en que fueron cometidos los crímenes, y estos coincidieron, en su mayoría, con las inspecciones realizadas por los peritos en la zona, así como con la declaración de los testigos criteriados.

El juez estableció que la mayoría de víctimas fueron asesinadas, porque algún miembro de la estructura sospechaba de que pertenecían a la pandilla rival por su forma de vestir, aunque la Policía comprobó que las sospechas de los pandilleros eran infundadas. Entre estas víctimas figura Guillermo Stanley medrano, quien era cantante de música cristiana. El joven fue privado de libertad y fue trasladado hasta la zona del cementerio, donde fue torturado por la pandilla. Uno de los testigos relató que mientras lo atacaban él les dijo que “Dios los amaba, que los quería como fuera”. Después de escucharlo lo mataron.

En la misma zona, pero en mayo de 2013, fueron exhumados los cadáveres de un agente del CAM, que estuvo destacado en Santa Tecla; un supuesto pandillero originario de Quezaltepeque; y dos personas más, que no pudieron ser identificadas.

Tags:

  • victimas
  • homicidio. cementerio
  • juicio
  • condena

Lee también

Comentarios