Condenado por agredir sexualmente a su hija

Según la fiscalía, abusó de la niña en al menos tres ocasiones diferentes
Enlace copiado
A prisión. La condena se obtuvo principalmente por el testimonio de la niña, quien declaró durante el juicio.

A prisión. La condena se obtuvo principalmente por el testimonio de la niña, quien declaró durante el juicio.

Condenado por agredir sexualmente a su hija

Condenado por agredir sexualmente a su hija

Enlace copiado
El Juzgado de Sentencia de Ahuachapán impuso una condena de 12 años de cárcel a J. R., de 32 años, por agredir sexualmente a su hija de nueve años, informó la Fiscalía General de la República (FGR).

Doris Martínez, fiscal de la Unidad del Menor y la Mujer de Ahuachapán, detalló que el hombre habría cometido el abuso a finales de octubre de 2008 cuando la niña se encontraba bajo su cuidado mientras su mamá trabajaba.

La fiscal explicó que la niña al sentirse amenazada no le contó a su madre lo ocurrido, sino hasta febrero de 2012 cuando la pareja ya se encontraba separada.

Según el testimonio de la víctima, en al menos tres ocasiones sufrió las agresiones sexuales por parte del hombre.

De acuerdo con Martínez, la condena se dio luego de dos recursos interpuestos ante la Cámara de la Tercera Sección de Occidente debido a que en igual número de ocasiones el imputado recobró la libertad.

La primera revocatorio ocurrió cuando el juzgado de Paz dictó instrucción sin detención por lo que la fiscalía apeló la decisión del juez y se ordenó la captura del hombre.

Mientras que la segunda intervención se dio debido a que el juzgado de Sentencia absolvió de toda responsabilidad al imputado y nuevamente se presentó un recurso de apelación ante la cámara que ordenó se repitiera el juicio y se cambiara al juez.

Martínez manifestó que en esta oportunidad el juez permitió que se utilizara la cámara de Gesell para obtener el testimonio de la niña, esto consiste en que la víctima se encuentra en un cuarto mientras es entrevistada por un psicólogo y el juez; la defensa y la parte acusadora se ubican separados por un vidrio de visión unilateral.

Agregó que fue la primera vez que en los tribunales ahuachapanecos se utilizó este método durante un juicio.

“Que la niña esté cara a cara con su papá era revictimizarla y se le estarían violando sus derechos. Por ello el juez decidió que utilizara la cámara de Gesell donde la psicóloga ayudó a que contara cómo sucedieron las agresiones”, dijo Martínez.

Autoridades policiales de Ahuachapán afirmaron que el condenado es un reconocido delincuente y que podría atribuírsele nuevos delitos.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter