Condenan a cuatro por secuestro en Aguilares

FGR: el testigo criteriado que ha colaborado en el caso ha sido amenazado
Enlace copiado
El hombre y la máquina.  Programas de computadora y aparatos están sustituyendo labores humanas.

El hombre y la máquina. Programas de computadora y aparatos están sustituyendo labores humanas.

Enlace copiado
El Tribunal Especializado de Sentencia de San Salvador condenó a cuatro hombres a penas de cárcel entre los 30 y 45 años de prisión, por un secuestro cometido en 2010 en los municipios de Aguilares y Guazapa.

La Fiscalía General de la República (FGR) informó ayer que los sentenciados fueron Jesús Ernesto Majano García, Lino Menjívar, Johny Adalberto Rivera y Eduardo Luis Torres, a quienes identificó como miembros de pandilla. Todos, sin embargo, fueron exonerados del delito de agrupaciones ilícitas.

Salvador Ruiz, fiscal del caso, explicó que el 29 de agosto de 2010 una persona –a quien solo identificó como clave Pablo por estar bajo régimen de protección– fue secuestrada en la carretera Troncal del Norte.

El rapto fue planeado el 16 de agosto de ese año, según la investigación fiscal. “Los imputados supuestamente buscaban obtener una fuerte suma de dinero”, agregó Ruiz,

Tras el secuestro, la víctima fue movilizada en dos casas cercanas al lugar del rapto. Horas después, de acuerdo con Ruiz, los acusados intentaron negociar con familiares solicitándoles una suma de dinero que no especificó.

Por el caso, según la FGR, ya fue condenado un hombre identificado como Félix Antonio Dimas, el 19 de junio de 2012, a 30 años de cárcel. El fiscal Ruiz explicó que Dimas ordenó asesinar a la víctima tras no ponerse de acuerdo con la familia sobre el monto que debían entregar como rescate.

La FGR perfiló a Lino Menjívar, uno de los acusados, como “cómplice necesario” debido a que este laboraba como motorista de un pariente de la víctima. El hombre supuestamente proveyó toda la información acerca de la condición económica de la familia y sus horarios de trabajo.

En este caso, la FGR manifestó que utilizó un testigo involucrado en los hechos, quien recibió beneficios a cambio de su declaración (criterio de oportunidad), a quien identificó únicamente con la clave Luis.

De acuerdo con el fiscal Ruiz, luego de que Dimas ordenó asesinar a la víctima, Luis decidió desobedecer tal orden y, junto a los otros acusados, continuó las negociaciones con los familiares. Tras ello, Luis habría decidido liberar a la víctima sin un pago de por medio “porque se le ablandó el corazón”, dijo el fiscal.

Este testigo, añadió Ruiz, ha sido amedrentado por miembros de su pandilla para evitar que declarara en el juicio. Según la FGR, un pariente del testigo fue asesinado. Otro pariente, además, fue secuestrado y luego liberado.

Tags:

  • FGR
  • secuestro
  • Aguilares
  • Guazapa
  • condena

Lee también

Comentarios

Newsletter