Lo más visto

El Salvador  / judicial Lo más leído

Condenan a exempleada de Educación y a su pareja por maltrato a niña de 7 años

La Fiscalía dijo que la mujer obligaba a su hijastra a comer heces y la arrastraba en el piso sujetándola del pelo, mientras el padre biológico de la niña no lo impedía.

Enlace copiado
Jery Iveth Romero de Calderón, de 46 años, y Jaime Calderón, de 29 años, fueron condenados a prisión por maltratar a una niña de 7 años. Foto LPG/Juan Carlos Barahona/Archivo

Jery Iveth Romero de Calderón, de 46 años, y Jaime Calderón, de 29 años, fueron condenados a prisión por maltratar a una niña de 7 años. Foto LPG/Juan Carlos Barahona/Archivo

Enlace copiado

Jery Iveth Romero de Calderón, de 46 años, y Jaime Calderón, de 29 años, fueron condenados a prisión por el delito de lesiones agravadas, abandono y desamparo de persona y maltrato infantil contra una niña de siete años, informó la Fiscalía General de la República (FGR).

Romero era maestra de Ministerio de Educación (MINED) y estaba destacada en un Centro de Desarrollo Integral (CDI) del Instituto Salvadoreño para la Atención Integral de la Niñez y Adolescencia (ISNA) en Santa Ana, confirmó la Fiscalía este viernes.

La víctima es hijastra de esta mujer, e hija biológica de Calderón. La madrastra fue condenada a seis años de prisión y su pareja a cárcel por tres años. En El Salvador, la pena de prisión de tres años es sustituible por trabajo comunitario.

La condena contra la pareja ocurre más de un año después de haber iniciado el proceso penal en su contra. Ellos enfrentaron la audiencia inicial el 10 de marzo del 2017 en el Juzgado Segundo de Paz de Santa Ana. Desde entonces, han estado en prisión. El caso fue manejado con reserva total, por la condición de la víctima como menor de edad.

Según la Fiscalía, los maltratos físicos y psicológicos duraron al menos dos años. La mujer obligaba a la niña a comer heces de perro con sal, así como sus propias heces. Además, la tomaba del pelo y la arrastraba en el suelo frente al padre biológico, que nunca denunció lo ocurrido ni frenó la situación de violencia. La niña incluso faltaba durante semanas a clases a causa de las mismas lesiones sufridas.

De acuerdo con los relatos de familiares, la madre biológica de la niña murió por complicaciones en el parto y la bebé quedó al cuidado de su padre. A los cuatro años, su progenitor conoció a Romero en una iglesia cristiana donde se congregaban y los maltratos a la niña comenzaron poco después.

Tags:

Lee también

Comentarios