Lo más visto

Condenan a militares por ahogar a cadete en EM

Dos oficiales fueron condenados a 25 años de prisión y tres cadetes a 23. Uno de los cadetes fue absuelto.
Enlace copiado
Condenan a militares por ahogar a cadete en EM

Condenan a militares por ahogar a cadete en EM

Condenan a militares por ahogar a cadete en EM

Condenan a militares por ahogar a cadete en EM

Enlace copiado
Los oficiales de la Escuela Militar Capitán Gerardo Barrios (EM) Rafael Cañas Abarca y Jairo Orlando Baires fueron condenados a 25 años de prisión, junto a los cadetes Emanuel Navas Contreras, Jaime Isaac Lemus y Ernesto Rosales, quienes fueron condenados a 23 años, por el homicidio agravado en contra del cadete Juan Carlos Zelaya, quien fue golpeado y luego ahogado en la piscina de la EM durante un entrenamiento.

Tras la lectura del fallo, elaborado por el Tribunal de Sentencia de Santa Tecla, también fue absuelto el cadete German Antonio Nieto Escobar, quien se encontraba en la piscina de la Escuela Militar donde fue cometido el homicidio. De acuerdo con sus abogados, Nieto fue liberado de todos los cargos porque no tuvo participación directa, sino que solamente observó y no lo impidió. La justificación para no evitar el homicidio, según dijeron sus abogados, es porque no podía dar órdenes a sus superiores. Nieto Escobar, además, era el único de los seis imputados que enfrentó el proceso judicial en su contra con medidas sustitutivas a la detención.

El fiscal del caso dijo que no podía revelar detalles porque el caso tiene reserva total, pero que aplaudía la decisión del juez después de revisar las pruebas.

Una de las pruebas fue la testimonial, con la que la Fiscalía General de la República (FGR) hizo desfilar a 50 testigos para contar cómo ocurrió el homicidio e individualizar responsabilidades.

De acuerdo con los testigos, el 3 de octubre de 2014, el cadete Zelaya, que cursaba el primer año en la Escuela Militar, fue tomado por sus compañeros de cuarto año para aplicarle “el minuto loco”, que consistía en tomarlo de los pies por un lapso de 60 segundos en el agua. Eso a pesar de que esa práctica había sido eliminada de la Escuela Militar. En ese momento, los oficiales Abarca y Baires, encargados del adiestramiento en la piscina, no garantizaron que las acciones de ese día se realizaran de acuerdo con las normas establecidas. Tras ese “minuto loco” y después de varios golpes, Zelaya falleció en la piscina.

Después del homicidio, según dijo en varias ocasiones la madre de Zelaya, las autoridades de la Escuela Militar dijeron la muerte del cadete se debía a un accidente más que a un homicidio. La madre, incluso, denunció públicamente ante los medios de comunicación que las autoridades de la Escuela Militar quisieron ocultar lo que sucedió.

En ese mismo lugar, cuatro años antes falleció otro cadete. El 27 de septiembre de 2010, Jonathán Rivera Salinas falleció durante un entrenamiento acuático de flotación. El cadete, que también era de primer año, fue obligado a permanecer en la piscina pese a que dijo varias veces que no sabía nadar.

Tags:

  • escuela militar
  • caso cadete
  • condena
  • tribunal

Lee también

Comentarios