Lo más visto

Condenan a seis policías miembros de grupo de exterminio

Se trata de los primeros policías que son hallados culpables de cometer ejecuciones extrajudiciales. La condena ocurre la misma semana que la relatora especial de la ONU sobre ejecuciones estuvo en el país y señaló que se trata de un patrón dentro de la PNC.
Enlace copiado
Condenan a seis policías miembros de grupo de exterminio

Condenan a seis policías miembros de grupo de exterminio

Enlace copiado

Seis policías fueron condenados ayer a purgar penas de prisión desde los 48 años a tres años después que el Juzgado Especializado de Sentencia B los encontró culpables de asociarse con 15 particulares, en el departamento de La Libertad, para matar pandilleros entre 2014 y 2015 a cambio de dinero .

CIDH realizará audiencia por ejecuciones extrajudiciales en El Salvador

La jueza valoró lo dicho en el juicio por Sirio, testigo con beneficios judiciales a cambio de su declaración, porque consideró que hubo coincidencia entre la versión que ofreció y algunas autopsias y pruebas documentales presentadas en el caso.

FGR indaga a más PNC y militares por exterminio

La Fiscalía logró certificar que el grupo se asoció para cometer al menos 10 homicidios, dos intentos de homicidio, una privación de libertad y un robo en los municipios de Ciudad Arce, Colón, Armenia y Sacacoyo. Muchos de los casos fueron crímenes que se cometieron a cambio de un pago.

“Tuvieron pleno conocimiento del homicidio y no informaron de lo sucedido, sino que por el contrario, realizaron conductas para encubrirlo”. 
Jueza especializada de sentencia

Los policías condenados son: Élmer Aníbal Rodríguez, alias “Chucho”, quien fue enviado a 48 años y cuatro meses de prisión por haber participado en varios homicidios; Gerardo Aníbal Rivas Morales, alias “Cabo”, estará en prisión 20 años por un asesinato; Víctor Manuel González Cuéllar, alias “UTO de Lourdes”, también pagará 20 años de cárcel por un asesinato; Joaquín Arévalo, alias “Gato”, fue enviado a una pena de seis años por conspirar para uno de los homicidios que se le imputaron al grupo.

La jueza consideró que los policías Fidel Antonio Galán Hernández y Nelson Alfredo Lule Zepeda cometieron encubrimiento en uno de los casos de homicidio, por lo que fueron condenados a tres años de prisión cada uno; sin embargo, la pena fue cambiada por medidas alternas a la detención.

“Estos son responsables del delito de encubrimiento, ya que si bien es cierto la intención no era quitarle la vida a la víctima, sino a un pandillero con el alias de ‘Cacarico’, tuvieron pleno conocimiento del hecho y no informaron de lo sucedido, sino que por el contrario realizaron conductas para encubrirlo”, dijo la jueza ayer en la lectura del fallo.

Agregó que los policías decidieron encubrir el homicidio haciéndolo “pasar como un intercambio de disparos, alterando la escena; ya que se plantó un arma a la víctima”.

Además de los policías, otros 12 miembros de la estructura de exterminio de pandilleros fueron condenados a penas de cárcel aun mayores.

José Luis Merche Reyes fue condenado a una pena total de 184 años de prisión; Jeson Alexánder Amaya, a 158 años; Eduardo Castillo Calles, a 78 años; Juan Martínez Ramírez, a 73 años; Diego Morales Urías, a 51 años; José Castillo Calles, a 48 años; Damián Aguilar Castillo, a 35 años; y Leonardo Fabio Morales, a 25 años de prisión.

Sirio, quien delató a sus excompañeros, reveló que la estructura planificó los homicidios en una cervecería propiedad del policía Élmer Aníbal Rodríguez, alias “Chucho”. En ese lugar, de acuerdo con la versión del testigo, algunos miembros del grupo se cambiaban de ropa para vestirse con uniformes policiales. Incluso hasta con chalecos antibalas originales de la Policía Nacional Civil (PNC).

En la investigación fiscal consta que los sicarios recibían entre $100 y $1,000 por cada homicidio. Sin embargo, Sirio aclaró que en algunos de los casos los crímenes fueron cometidos para librar algunos problemas personales de los miembros de la estructura.

Una de las fiscales del caso le dijo ayer a LA PRENSA GRÁFICA que “lo que se conoció en este caso es lo que hay”, ante la pregunta de si había una indagación sobre las personas que financiaron a la estructura la muerte de pandilleros y supuestos pandilleros.

La condena de los seis policías se convirtió en el primer caso donde miembros de cuerpos de seguridad son sentenciados a prisión por matar pandilleros. Esto ocurrió en la misma semana en que Agnes Callamard, la relatora especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre ejecuciones extrajudiciales, estuvo en el país y dijo que los funcionarios de Seguridad Pública reconocían que sucedían ejecuciones, pero como “episodios aislados”, aunque ella cree que hay un patrón.

Un segundo grupo de policías y militares enfrenta otro caso judicial en el oriente del país.

Homicidios de pandilleros
Estos son cinco de los 10 casos que cometió la estructura de sicarios.

11 de mayo de 2014
Policías se reunieron con el testigo para asesinar a un pandillero de alias “Cacarico” que operaba en la zona de San José Los Sitios, de Talnique. Al llegar al lugar, alias “Cabo” disparó a otro pandillero, lo hirió y no pudo ejecutarlo en el lugar. La jueza determinó que dos policías modificaron la escena.  

11 enero de 2014
El testigo fue contratado por agentes policiales para asesinar a un pandillero con alias “Coyote”, en Armenia. El homicidio ocurrió a eso de las 11 de la noche en la colonia Las Arcas de dicho municipio. El testigo le dio cerca de cuatro balazos en la cara a su víctima, que se encontraba en un pasaje.  

5 de abril de 2014
El policía conocido como “Chucho” dijo que la estructura tenía que asesinar a un pandillero de alias “Sardina” porque estaba colaborando con investigadores dando testimonio en contra de la red de sicariato. El asesinato fue cometido por el agente y otros condenados en El Congo, Santa Ana.   

24 de abril de 2014
El testigo participó en el homicidio de un pandillero de Ciudad Arce, Santa Ana, conocido como City. Dicho pandillero fue señalado por miembros de la red como el responsable de la extorsión en el lugar. El homicidio ocurrió en el interior de la casa de la víctima, cuando en el lugar se encontraba su familia.  

12 de diciembre de 2015
Un policía conocido como “UTO” le entregó a un pandillero que realizaba labores de vigilancia para la MS en el cantón El Zacatal, de Coatepeque, Santa Ana. La víctima fue llevada a un cañal del cantón Flor Amarilla, de Ciudad Arce, La Libertad, en donde fue ejecutado por el testigo del caso.

Lee también

Comentarios