Conflicto por fuente de agua en cerro Las Pilas

Joateca alega contar con el aval del MARN en territorio que es de Arambala
Enlace copiado
Conflicto por fuente de agua en cerro Las Pilas

Conflicto por fuente de agua en cerro Las Pilas

Conflicto por fuente de agua en cerro Las Pilas

Conflicto por fuente de agua en cerro Las Pilas

Conflicto por fuente de agua en cerro Las Pilas

Conflicto por fuente de agua en cerro Las Pilas

Conflicto por fuente de agua en cerro Las Pilas

Conflicto por fuente de agua en cerro Las Pilas

Enlace copiado
El agua del aspersor cae por encima de la milpa y los cultivos de frijol, el ruido del líquido cayendo entre las hojas se escucha a corta distancia de los terrenos donde ya fueron cosechados otros frijolares; es la propiedad de Leonilda Rodríguez de Argueta y su familia, en cantón Las Pilas, municipio de Arambala, Morazán.

Las Pilas es una zona remota, a la que se llega luego de recorrer 11 kilómetros desde el casco urbano de Arambala, tomando la calle maltrecha de tierra hacia el municipio de Joateca y luego pasando por una calle privada en pésimas condiciones, donde solo vehículos de doble tracción pueden ingresar.

Las viviendas en la zona están dispersas, más bien parece un caserío que aún no ha despertado de la pobreza y el abandono, a excepción de unas cuantas casas, incluyendo la del sacerdote destacado en el lugar que está hecha de madera, rústica pero atractiva.

En los terrenos locales los lugareños cultivan hortalizas, la mayoría frijoles, maíz y algunos güisquiles para el consumo familiar y una pequeña parte para comercializar y obtener algunas ganancias.

Leonilda también cultiva naranjas, los arbustos verde esmeralda contrastan con la milpa que se está secando debido a que la cantidad de agua que llega hasta los hogares ha disminuido, probablemente por el verano, dice.

“Desde las 2 de la tarde ya no utilizamos el agua y si no hemos lavado la ropa se queda sucia, pero no podemos usar más, viene muy poca y debemos esperar que la fuente se cargue y tener para las cosechas, este verano se arruinó parte de la milpa por la poca agua que llega” comenta la experimentada agricultora.

En Las Pilas, un cantón formado por unas 25 familias, muchas de ellas con vínculos sanguíneos, todos viven de la agricultura de hortalizas y dependen de la fuente de agua que está ubicada en la cima del cerro Las Pilas, un escarpado y pedregoso cerro del cual brota el preciado líquido y el cual también utilizan para beber.

Los pobladores del lugar han tenido que subir casi a diario el cerro, (lo cual lleva dos horas y media de camino para los poco experimentados), para supervisar y cuidar la fuente, ya que la alcaldía de Joateca inició una serie de trabajos en torno a esta para captar al agua y llevarla hacia otra comunidad de su municipio: Los Planes, aunque las autoridades de dicho territorio aseguraron que es para cantón Volcancillo y sus cuatro caseríos.

Permiso del MARN

José Marcos Orellana, presidente de la directiva de la comunidad, fue a medir los tanques que la municipalidad de Joateca ha construido en la zona y contrario a lo que les fue planteado por técnicos de la comuna, que se trataba de obras menores, estas son suficientes para secar la fuente y dejarlos sin abastecimiento y sin agua para la quebrada que les abastece, aseguró.

14 metros de largo por 2 de ancho mide una de las infraestructuras con la que pretenden recoger el agua y conectarla a través de tubos de pvc para que llegue a las zonas planificadas.

El alcalde de Joateca, Osmín Ramos, asegura que la fuente pertenece a su municipio, luego que con el ordenamiento territorial pasara a ser parte del cantón Paturla.

“Nosotros tenemos todo legal, los de Las Pilas no tienen nada, en cambio nosotros tenemos documentos y los permisos del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) porque ahí es una zona protegida” comentó Ramos.

De acuerdo con el jefe edilicio unas 100 familias serán beneficiadas con el proyecto en su municipio, incluyendo una escuela, un proyecto que desde hace muchos meses se tenía planificado y que incluso, según los lugareños, fue una promesa de campaña.

“A cuatro caseríos se les va a dar agua y en Las Pilas son menos, además tienen otras fuentes, no es que se van a quedar sin nada, lo que pasa es que un exalcalde los anda azuzando porque el proyecto pasaba en el terreno de una familiar”, dijo.

Sin respuestas

La problemática se suscitó antes de las elecciones, pero no querían que el tema se politizara, aseguraron habitantes de Las Pilas; sin embargo, pidieron una reunión con ambos concejos: el de Arambala, por pertenecer el cantón a este municipio, y con el de Joateca, que realiza las obras, pero ninguno de estos atendieron a sus solicitudes, aseguraron.

“La alcaldía de Arambala nos dejó abandonados, pero nosotros vamos a pelear hasta donde se pueda, en ningún momento vamos a permitir que se lleven una fuente de agua, estamos dispuestos a llegar donde nos toque para detener esto porque si nos llevan el agua quedamos arruinados” enfatizó Orellana, presidente de la directiva comunitaria.

Juan José Amaya, alcalde de Arambala, asegura que aunque la fuente sí está en su territorio, la parte legal la ha establecido el municipio de Joateca con el MARN.

“Nosotros entendemos la problemática en Las Pilas, la gente está pensando en el futuro, por eso cuida su fuente de agua, pero si revisamos la legalidad, ahí no podemos hacer nada porque es del MARN, porque ahí es una zona protegida”, dijo.

Este aseguró que durante dos meses se les apoyó a los pobladores de la zona, se formó una comisión para dar seguimiento, pero personalmente nadie de ellos lo abordó, comentó.

En tanto, el párroco de Joateca, Jafet Mendoza, asegura que el agua de la fuente en disputa siempre ha pertenecido a la comunidad de Las Pilas: “Son muchas las familias que tienen necesidad de agua, pero el fin no justifica los medios, no se puede dejar a una comunidad de gente campesina, que vive de sus hortalizas, sin agua para llevarla a otra, pueden buscar otros medios más viables” opinó el sacerdote, quien reside en Las Pilas.

LA PRENSA GRAFICA solicitó al MARN su versión en el caso a través de la Unidad de Comunicaciones de la entidad, estos respondieron que la comuna de Arambala tiene permiso para ejecutar un proyecto de explotación de una fuente de agua en cerro Las Pilas desde 2011 y que no se requirió de estudio de impacto ambiental.

Pero se les volvió a preguntar si había algún permiso para la municipalidad de Joateca, que es la que está en cuestión, pues se supone que la fuente está ubicada en jurisdicción del municipio de Arambala, pero ya no respondieron.

También se le preguntó al MARN cómo se va dirimir el conflicto por el agua que se ha iniciado en la zona, pero tampoco respondieron.

Mientras tanto, los pobladores de Las Pilas suben constantemente el cerro para vigilar la fuente, para asegurarse que nadie la explote y también denunciaron en la Fiscalía que la municipalidad de Joateca ha ingresado ilegalmente a terrenos privados para colocar tuberías y pasar por la zona el agua.

Tags:

  • morazán
  • agua

Lee también

Comentarios

Newsletter