Confusión por asesinatos recientes de miembros policiales

Aunque hay una reducción en las muertes violentas de los agentes, el número de suicidios aumenta y la PNC no da pormenores. El MTP dice que se debe a un cambio de objetivos.

Enlace copiado
Víctima reciente. El agente Carlos Orellana fue asesinado la mañana del domingo en el Mercado Central de San Salvador.

Víctima reciente. El agente Carlos Orellana fue asesinado la mañana del domingo en el Mercado Central de San Salvador.

Enlace copiado

Tomás Antonio García López, un vigilante privado, fue arrestado el domingo por ser uno de los que supuestamente atacó al agente policial Carlos José Orellana mientras este estaba de licencia y realizaba compras en el Mercado Central de San Salvador.

La noticia del arresto fue dada por el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Gustavo Villatoro, en redes sociales, donde también aseguró que contaban con "suficientes elementos para proceder y hacer justicia", aunque no dio detalles de las razones del ataque armado que causó la muerte de Orellana, únicamente agregó que "seguiremos realizando las investigaciones pertinentes para esclarecer este lamentable hecho".

Previamente la Policía Nacional Civil (PNC) había arrestado también a otro agente de seguridad privada del cual no brindó su nombre. Únicamente dijo que lo habían arrestado en Tecoluca, San Vicente, tras huir de la zona en la que se cometió el homicidio.

Aún sin más detalles de lo ocurrido, el agente Orellana se convirtió en el cuarto elemento de la PNC que pierde la vida en un hecho delictivo durante este 2021. Esa es una cifra baja, si se compara con que en 2020 el gobierno reportó 19 muertes de elementos que brindan seguridad pública, entre militares y policías.

En las cifras del presente año no se incluyen a los agentes María Angélica Reyes de Ayala y Fredy David Ayala Cortez, quienes eran esposos y fueron encontrados muertos la noche del viernes, supuestamente después de una pelea.

El informe policial sostiene que Ayala Cortez encaró a su esposa y la mató. Luego se quitó la vida.

Si esta versión se corrobora, la muerte de Reyes Ayala será catalogada como feminicidio y la de Ayala Cortez se convertirá en el suicidio número 11 de un policía en lo que va de 2021. La cifra es la más alta desde el año 2000, cuando se reportaron 14 suicidios policiales en un mismo año.

Ayer LA PRENSA GRÁFICA buscó la versión del director de la PNC, Mauricio Arriaza Chicas, durante un acto de quema de droga en Ilopango, pero su equipo de comunicaciones dijo que no era el momento adecuado para hacerlo.

CAMBIO DE OBJETIVOS

Marvin Reyes, representante del Movimiento de Trabajadores de la Policía Nacional Civil (MTP), dijo que para el gremio es una buena noticia que las muertes de agentes vayan en descenso, pero aclaró que tienen conocimiento de que hay órdenes de más atentados contra elementos de la corporación.

"Es gratificante que se reduzcan significativamente los atentados, al punto de solo registrar cuatro asesinatos de trabajadores de la Policía. Creo también que esto nos invita también a hacer un análisis de lo que está pasando dentro de las estructuras criminales. Pareciera que las pandillas se han desenfocado de atacar a policías y sus familias y se han centrado más en la parte de sus finanzas, de cómo subsistir", explicó Reyes.

El representante del MTP dijo que esta teoría tiene fundamento en mensajes que han sido encontrados en teléfonos celulares incautados a pandilleros donde hay órdenes de buscar el control de negocios que parecen lícitos y no tanto en una "guerra" contra los policías.

"Lo que pasa es que cuando asesinan a policías la zona donde opera la pandilla se llena de elementos de seguridad, hay detenciones de miembros de la estructura y hay investigaciones. Eso les genera pérdidas", agregó Reyes, como una de las razones por las cuales hay una disminución de atentados contra elementos policiales y militares.

Sobre el tema de los suicidios, Reyes dijo que ese sí es un tema grave que se debe tocar, puesto que los 11 registrados hasta el momento representan un crecimiento enorme respecto a los seis que hubo en 2020. "Hay un deterioro en la parte emocional del trabajador policial que se ha notado este año más que en otros. Y creemos que la cifra puede crecer en diciembre, porque es un mes crítico en la salud mental de los agentes", expuso.

Reyes dijo que el caso de los esposos policías que fallecieron el viernes es muestra de esas malas condiciones en las que se encuentra el personal.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines