Congreso aprueba nuevos delitos

Los diputados dan su aval para reformar el Código Penal, la Ley Especial contra Actos de Terrorismo y la Ley Penal Juvenil.
Enlace copiado
Antipandillas.  El paquete de nuevos delitos creados ayer por los legisladores pretende cercar el accionar de las pandillas a nivel nacional.

Antipandillas. El paquete de nuevos delitos creados ayer por los legisladores pretende cercar el accionar de las pandillas a nivel nacional.

Congreso aprueba nuevos delitos

Congreso aprueba nuevos delitos

Enlace copiado
La Asamblea Legislativa le dio un espaldarazo ayer a la Fiscalía con reformas legales para que pueda ampliar su campo de acción en la persecución de pandilleros y que los jueces deberán aplicar. Se trata de una serie de modificaciones de varias leyes que dan más atribuciones a los fiscales y crean nuevas tipologías de delitos.

El primer decreto aprobado ayer contiene reformas al Código Penal, “a fin de regular nuevas tipologías delictivas y la modificación de tipos penales vigentes”, como se lee en el documento.

En específico, la pena de prisión por homicidio simple se aumentó y ahora la sanción es de 15 a 20 años. Los diputados también aprobaron un nuevo delito: limitación ilegal a la libertad de circulación. “El que, mediante violencia, intimidación o amenaza sobre las personas o los bienes impida a otro circular libremente, ingresar, permanecer o salir de cualquier lugar del territorio de la República, será sancionado con prisión de cuatro a ocho años”, dice el decreto. Agravantes llegarán hasta 12 años de cárcel.

Otro artículo del decreto incluye nuevos agravantes al delito de amenazas y son cuando estas se hagan en “centros educativos, lugares destinados a cualquier culto religioso, casas comunales, parques, establecimientos de salud, comerciales o instalaciones deportivas”, así como si la amenaza se hizo “aludiendo relación con miembros de pandillas o maras, agrupaciones, asociaciones u organizaciones criminales o en nombre de estas”. También si la amenaza se hace por lenguaje no verbal, como grafitos, señas, inscripciones, símbolos, dibujos y otros.

Asimismo, se aumentan los años de cárcel para el allanamiento de morada, de dos a cuatro años, y se agrava este delito cuando se haga “con violencia en las personas, aprovechando la nocturnidad, portando armas de cualquier tipo, simulando ser agente de autoridad o por dos más personas”. En estos casos la sanción será de tres a seis años de prisión. También sube de dos a cuatro años de prisión el delito de allanamiento de lugar de trabajo o establecimiento público, y sus agravantes con cárcel de tres a seis años.

El delito de inducción al abandono, es decir cuando se induce a un menor de 18 años de edad a abandonar la casas de sus padres, tutores o encargados del cuidado personal o el centro educativo al que asiste, ahora tiene una sanción más fuerte: de tres a seis años de prisión. Otro delito, el hurto de energía y fluidos, se amplía ahora a las telecomunicaciones: telefonía celular, televisión e internet, y su pena sube de uno a tres años de prisión. Y el agravante de hacer esto mediante intimidación, amenazas o violencia, ya sea contra lo titulares u otros usuarios del servicio, tendrá una sanción de tres a seis años de cárcel. La sanción por receptación aumentará de tres a seis años de cárcel, así como la conducción de mercaderías de dudosa procedencia, con una nueva pena de tres a seis años.

Nuevos delitos relativos a vehículos

Los diputados del congreso aprobaron con 79 votos este decreto de reformas al Código Penal. Entre el contenido de lo avalado destaca un nuevo capítulo dentro del código dedicado a delitos relativos a los vehículos automotores. Entre ellos se cuenta el hurto de vehículos automotores (de ocho a 12 años de prisión); la apropiación indebida de vehículo automotor (de cinco a ocho años); desarme de vehículos automotores (de cuatro a ocho años); receptación de vehículos automotores o sus piezas provenientes del hurto o robo (de cinco a 10 años de cárcel); uso ilícito de vehículo automotor (de uno a tres años) y su agravante (de cinco a 10 años); modificación de placas de circulación y seriales de vehículos automotores (de tres a seis años); y la posesión y tenencia ilícita de placas de circulación (de tres a seis años de prisión).

El congreso creó una nueva figura delictiva: la resistencia agresiva, que consiste en impedir, interferir y obstaculizar por medio de intimidación o amenaza la realización de un acto de investigación, diligencia emanada por las autoridades. El castigo será de tres a seis años de cárcel. Y si esto se comete con arma de fuego, la pena será de cuatro a siete años.

El Código Penal tiene una nueva reforma para el delito de agrupaciones ilícitas, que contiene acciones que cometen las pandillas para el reclutamiento de niños y jóvenes. También se reformaron, para aumentar penas, los delitos de utilización y ocupación ilegal de inmuebles, y el tráfico ilícito de armas de fuego; y se crearon los delitos de ocupación violenta de espacios comunales, habitaciones o de trabajo, y la modificación ilegal de armas de fuego.

En Salón Azul se aprobaron ayer reformas a otras dos leyes para facilitarles a las autoridades la persecución legal de pandilleros. Con 77 votos de diputados, se logró una reforma a la Ley Especial contra Actos de Terrorismo para ampliar el concepto de “organizaciones terroristas”. En específico, estas organizaciones, también, infunden alarma y pretenden “arrogarse el ejercicio de potestades pertenecientes a la soberanía de los Estados o afectar sistemáticamente los derechos fundamentales de la población o parte de ella, de uno o varios países”.

Los diputados dieron su aval además, con 78 votos, para una reforma a la Ley Penal Juvenil que consiste en darle facultades a los fiscales para ordenar la privación de libertad de un menor de edad cuando luego de esa orden no se pueda localizar al investigado, para lo que deberá certificar al juez de Menores.

Lee también

Comentarios

Newsletter