Lo más visto

Conmemoran Día Mundial del Autismo

En El Salvador, según la ASA, en 2014 había más de 575 alumnos con autismo.
Enlace copiado
Enlace copiado
Saltando en un par de juegos inflables, decenas de niños comenzaron a festejar el Día Mundial del Autismo, que fue conmemorado ayer en la plaza Salvador del Mundo por la Asociación Salvadoreña de Autismo (ASA) con el apoyo de la Secretaría de la Mujer de la Alcaldía de San Salvador.

Una hora después, ya cuando el reloj marcaba pasadas las 5 de la tarde, los miembros de la Fábrica de Sonrisas se hicieron presentes para jugar con ellos soplando burbujas o pintando dibujos en las mejillas o en las manos de los pequeños para poner otro toque de alegría a la celebración.

Entre los asistentes, estaba Beatriz Alfaro, una madre de 27 años cuyo hijo mayor fue diagnosticado con autismo hasta que ya había cumplido cuatro años de edad. “Fue hasta después de ir de doctor en doctor y hasta con terapeutas que nos dijeron que tenía autismo. Quizás la falta de información nos hizo... que no buscáramos antes ayuda”, comenta.

Beatriz, quien tuvo a Ángel Eduardo cuando ella tenía 20 años, asegura que por ser primeriza, al principio, se dejaba guiar por lo que le decía la gente: “Es que mucho lo consentís porque es el primero”, “Tú todo le das”, “Ya vas a ver que ya va a hablar”.

Y fue precisamente cuando comenzó a llevarlo a terapias de lenguaje y de médico en médico que descubrió la condición del pequeño.

Beatriz resiente que en la red pública de educación no haya espacio para ellos, casi lo asegura categóricamente.

“Llamé a 22 colegios que yo consideraba eran pequeños para poder atenderlo a él y solo en uno me lo aceptaron, ya no se diga en las escuelas públicas; es bien difícil que le agarren a un niño con autismo en la red pública porque allí tienen hasta 60 niños en la misma aula y para ellos ningún espacio”, se lamentó.

“Se debe lograr el diagnóstico y la atención temprana, es vital la terapia para lograr la funcionalidad”, destacó la presidenta de ASA, Ana Delmy de Escobar.
 

Lee también

Comentarios